Policía busca a estafador de inmigrantes en El Bronx

El sujeto prometía buenos empleos a cambio de una mínima cuota monetaria
Policía busca a estafador de inmigrantes en El Bronx
Dos de los afectados por la estafa de John Rosas (en el recuadro) que prometía empleos a inmigrantes llegan hasta el cuartel 48 de la Policia en El Bronx que está procesando las denuncias.
Foto: EDLP Mariela Lombard

Nueva York – La Policía intenta colocar entre las cuatro paredes de una celda a un hombre que prometía empleos a inmigrantes y que en cambio los despojó de cientos de dólares.

El supuesto estafador, que usó el alias de John Rosas, utilizó el nombre de la compañía Raritan Building Services Corp., de Nueva Jersey, para atraer solicitantes que aspiraban a un empleo en mantenimiento y limpieza.

Decenas de personas pagaron entre $100 a $300 luego de acudir a la oficina que el timador abrió en la parte trasera un salón de belleza localizado en el 1941 de Southern Boulevard, en El Bronx. Parte de la cuota les iba a ser reembolsada en el primer cheque que cobraran.

El sargento Carlos Nieves, portavoz de la Policía, indicó a El Diario-La Prensa que se teme de futuros fraudes y robos de identidad luego de que el timador se quedara con copias de documentos federales, como tarjetas de residencia legal y Seguro Social, entre otros, que los solicitantes le entregaban.

Hasta ahora la uniformada tiene 11 denuncias, pero la investigación apunta a que podrían ser unos 60 afectados.

La investigación policial indica que la empresa Raritan Building Services Corp.es real, pero no está involucrada en el fraude como la hacía creer Rosas, quien se las ingenió para utilizar el nombre en lo falsos contratos.

“Busqué la empresa en internet y encontré que existe, pensé que era un negocio legítimo y confié ciegamente”, indicó un ecuatoriano que prefirió identificarse con las iniciales G.P., por temor a represalias. “Mi esposa y yo no dudamos en pagar para obtener un empleo seguro”.

El falso reclutador, descrito por como un hombre educado y amable, publicaba su anuncio en este diario ofreciendo empleos desde $13 la hora con beneficios como seguro médico y de sindicalización.

Cuando se le cuestionaba a Rosas por el lugar donde estaba la oficina alegaba que era un local temporal en lo que conseguían otro mejor.

La investigación policial indica que Rosas también defraudó al casero al no pagar $400 de renta por poco más de un mes de ocupación.

Según las víctimas, el alegado estafador cobraba $100 para garantizar empleo en el área triestatal y un curso de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), que serían reembolsables en el primer cheque. Además ofreció $15 para aquellos que llevaran a más candidatos.

OSHA ofrece talleres gratuitos y su personal está debidamente identificado, pero las víctimas dijeron desconocer las políticas de la agencia, lo que contribuyó a que cayeran en la trampa.

Luego de desembolsar el dinero y entregar copias de sus documentos, la víctima firmaba un contrato ficticio y Rosas les indicaba la dirección y la fecha en la que se presentaría a trabajar. Al llegar al lugar les informaban que no tenían puestos disponibles y que no existía relación laboral con la agencia de empleo de Rosas.

La uniformada indicó que el estafador acordó las fechas del 2 al 9 de septiembre para que los reclutados iniciaran en su nuevo empleo, pero las víctimas aseguran que Rosas desmanteló la oficina la noche del primero de septiembre. La Fiscalía del Estado no tiene denuncias hasta ahora.

Una de las afectadas logró tomar un video de Rosas y lo entregó a la Policía.

El detective David Báez, a cargo de la investigación en el cuartel 48 en El Bronx, solicitó a todos los afectados a hacer su denuncia.

“Podrían haber inmigrantes indocumentados que temen acercarse a la Policía, pero los alentamos a hablar con nosotros”, apuntó. “Cualquier información que puedan aportar es valiosa para la investigación”.

Rosas también prometía trabajo en Nueva Jersey y Connecticut.

Si fue víctima del fraude o tiene información que ayude en la investigación, acuda al cuartel 48 en el 450 Cross Bronx Expressway y hable con el detective Báez a su cargo de la investigación. También pueden llamar al NYPD al 1-800-577-8477.