Abogado pide indemnización en caso judicial

Santo Domingo/ — Una de las supuestas víctimas de violación sexual que acusan por ese delito a un sacerdote católico deberá pagar a su abogado una indemnización de 6 millones de pesos (unos $142,857 ) si decide echar para atrás con la querella contra el religioso.

Así lo establece el contrato firmado entre la supuesta víctima Paula Capellán Corcino con el abogado Félix Humberto Portes Núñez, con el objetivo de que el profesional del Derecho proceda a acusar en los tribunales al sacerdote Juan Manuel Mota de Jesús, conocido como Padre Johnny entre los fieles católicos de parroquia, ubicada en Constanza, una comunidad montañosa del centro del país.

Portes Núñez explicó a El Diario/La Prensa que representa ante los tribunales a seis de las supuestas víctimas del Padre Johnny.

El contrato entre Portes Núñez y Capellán Corcino establece que la supuesta víctima cederá a su representante legal el 30% de los valores que obtenga en virtud de la demanda civil que incluirá el proceso penal contra el sacerdote católico. Se trata de un monto cobrado en forma habitual por los abogados.

Sin embargo, llama la atención que el contrato incluya una cláusula que lo hace “irrevocable” y que establece: “Queda entendido entre las partes, que si por alguna circunstancia ajena a el abogado, la clienta decide ponerle fin o terminó al presente contrato, ya sea por su renuncia al fin perseguido, sea por falta de información, sea por negligencia, o por cualquier otra causa; la primera parte se compromete y obliga a pagarle al abogado la suma de seis millones de pesos.