Atropella de muerte a hispana en El Bronx y huye

La mexicana, natural de Guerrero, celebraba haber ganado $500 en una apuesta a favor del boxeador Floyd Mayweather cuando un conductor irresponsable le quitó la vida
Atropella de muerte a hispana en El Bronx y huye
Vecinos y amigos de la familia recuerdan a María Dulce Valencia con un altar.
Foto: EDLP / Gloria Medina

Nueva York- Los familiares de María Dulce Valencia, hispana atropellada de muerte en una esquina de El Bronx, hacen un llamado para que el conductor del vehículo se entregue a las autoridades.

“Que se entregue y enfrente lo que hizo”, dijo Minerva Valencia Gálvez, hermana mayor de María Dulce, quien murió atropellada cuando intentaba cruzar la avenida Evergreen en el área de Soundview. “Debió quedarse y llamar a los paramédicos, (ella) se pudo haber salvado”, insistió Minerva.

El accidente ocurrió ayer en la madrugada, alrededor de las 5:00 a.m., cerca al área de servicio del Bruckner Boulevard, cuando un auto sedan negro que viajaba hacia el Oeste atropelló a María Dulce, dejándola en el piso tirada y escapó, lee el informe policial.

Familiares, amistades y vecinos se encontraban ayer frente al edificio donde vivía la víctima y recordaban la vida de la joven con su foto en un altar temporal y la música de Jenni Rivera.

“Le gustaba ir a karaoke y se sabía todas las canciones de ella, le gustaba mucho su música”, dijo Marleny Valencia Gálvez, otra hermana, mientras recibía el pésame de conocidos.

Según Marleny, su hermana se dirigía a su casa después de ver en familia la pelea de boxeo entre Floyd Mayweather y Saúl “Canelo” Alvarez.

“La última vez que la vi fue como a la 1:30 a.m., en la pelea. Estaba contenta porque había ganado Mayweather, ella había apostado $500”, indicó Marleny.

La víctima trabajaba en una floristería, tenía planeado trabajar por dos años más y regresarse a México “porque nuestros padres están solos”, según una de las hermanas.

Floriberta Méndez, amiga de la fallecida y quien la describió como una persona amable, trabajadora y alegre, pidió que “apresen al culpable para que pague su culpabilidad, igual tiene familia y el día de mañana puede sentir el mismo dolor que estamos sintiendo nosotros”.

Acerca de los arreglos funerarios indicaron las hermanas que todavía no saben de la funeraria, pero definitivamente van a enviar sus restos a Guerrero, México, donde la estarán esperando sus padres.