Obama urge a republicanos afrontar crisis

Obama urge a republicanos afrontar crisis
El presidente Barack Obama (C) pronuncia un discurso en la oficina ejecutiva del edificio Eisenhower, acompañado en el estrado por propietarios de pequeños negocios, trabajadores de la construcción, propietarios de casas y consumidores.
Foto: efe

WASHINGTON, D.C.— Luego de cinco años desde que se iniciara la crisis económica, 3.6 millones de trabajadores ganan el sueldo mínimo de de $7.25 la hora o incluso menos. El presidente Barack Obama recordó ayer el aniversario, haciendo un llamado a la acción, mientras el debate para aumentar los ingresos de este grupo están estancados en el Congreso.

Los gigantes inmobiliarios, la industria automotriz y diversos sectores de la economía se vinieron abajo en 2008. Nadie esperaba una crisis tan profunda y difícil de superar, pero poco a poco el país ha recuperado su marcha.

“No estamos donde necesitamos, nos debemos enfocar en eso […] Tenemos que hacer las inversiones necesarias para atraer buenos trabajos y el gobierno tendrá un rol crítico”, dijo Obama.

Para los hispanos el panorama aún es complicado. El desempleo a nivel nacional en el mes de agosto fue de 7.3%. Los latinos registraron un índice de 9.3%. El momento más crítico para la comunidad fue en noviembre de 2010, cuando la tasa de desocupación llegó a 13,1%.

El salario mínimo continúa siendo uno de los grandes problemas para los hispanos. Según el Instituto de Política Económica (EPI), un 25% de los trabajadores con este tipo de ingresos son latinos.

“Los gastos suben cada año. Se necesita elevar el sueldo mínimo y ligarlo a los aumentos en el costo de vida. Un ingreso de 15,000 dólares al año está muy por debajo de la línea de pobreza”; explicó Jack Temple, analista de National Employment Law Project.

“Un 58% de todos los trabajos que han sido creados después de la recesión ofrecen un salario mínimo. La mayoría en ventas, restaurantes, hoteles, etc. Es un problema importante si queremos una recuperación consistente”, agregó.

De acuerdo a Federal Reserve Board la riqueza entre las familias latinas disminuyó en un 44% entre 2007-2010. Además, el Centro para el Progreso Americano resaltó que cerca de un 25% de la población latina y afroamericana han perdido sus casas, en comparación a un 12% para la población blanca.

“Cuando la economía estornuda, en general los grupos minoritarios atrapan un resfrío. No podemos hablar de una recuperación significativa cuando la diferencia en ingresos es todavía tan grande en el país”, dijo Jared Bernstein, experto del Centro sobre Prioridades Políticas y de Presupuesto.

“La economía se ha puesto de pie a un nivel macroeconómico, pero la clase media todavía sigue sintiendo los efectos de la crisis”, comentó.

Obama aprovechó para atacar a los legisladores republicanos, que tienen hasta el 30 de septiembre para llegar a un acuerdo sobre el presupuesto fiscal.

“En el Congreso los republicanos no están enfocados en reconstruir la economía. Ellos han argumentado que los recortes son necesarios. Esto a pesar que nuestro déficit está cayendo más rápido que en cualquier periodo desde que yo nací”, es decir hace 52 años.

“Estoy de acuerdo en que hay que reducir los programas que no son necesarios, pero el secuestro ha aminorado nuestra recuperación este año. La idea de perder lo que hemos ganado es inconcebible”, señaló.