Agencia de modelaje estafa a padres de NY

Familia denuncia y alerta a los padres sobre trampas de una agencia en Long Island
Agencia de modelaje estafa a padres de NY
Maria Rizzo -junto a su hija y esposo— se sintió estafada por una agencia.
Foto: CORTESIA

LONG ISLAND — Al sentirse engañada, María Rizzo armó un gran escándalo que abrió una caja de pandora en una agencia de modelaje en Long Island.

Su acción alertó a varios padres de familia que, al parecer, estaban siendo estafados por empleados de una agencia de modelaje que les hacía creer que sus hijos serían la imagen de una tienda o marca famosa y a cambio les cobraban miles de dólares.

“Me siento satisfecha. Muchos hispanos caímos en su trampa. Al fin les cayó el peso de la ley”, se refirió Rizzo, al enterarse que el cabecilla de la agencia de modelos New Faces/MTD, junto con tres empleados y dos corporaciones, fueron acusados formalmente ayer de estafar a decenas de clientes en más de $250,000.

Rizzo, madre de una niña de 21 meses de nacida, contó que el año pasado iba con su familia cuando una mujer, en el centro comercial Galería en White Plains, se le acercó y le dijo que su pequeña podría ser una modelo de una marca de ropa infantil.

“Fui a la agencia y allí me dijeron que tenía que pagar $700 por una sesión de fotografías. Después me pidieron $1,000 para un contrato con Children’s Place. Luego me cobraron $1,800 para renovar el contrato. Lo que recibí fue un CD con fotos”, indicó Rizzo.

Después de cinco meses, una investigación conjunta entre la fiscalía general del Estado de Nueva York y la fiscalía de distrito del condado de Nassau condujo el arresto de Jennifer Santiago, de 26 años; Jennifer Díaz-Domenech, de 31; y Michelle Alperin-Smith, de 42 años.

Entretanto, James Muñiz, quien según la fiscalía es el cabecilla del fraude y desde el 2010 fue presidente y CEO del Model Talent Development Center (MTD) —un Centro de Modelos y Desarrollo de Talentos— y New Faces Development Center, Inc. —Nuevas Caras— en Hicksville, se encuentra huyendo de las autoridades.

“Estos sospechosos explotaron algo con lo que todos nos podemos identificar —el amor y el orgullo que un padre siente por sus hijos”, dijo el fiscal general de Nueva York, Eric T. Schneiderman. “Mi oficina continuará trabajando con nuestros aliados en las fuerzas del orden para hacer rendir cuenta a los estafadores y lograr la restitución a las víctimas”.

Por otro lado, la fiscal Fiscal de distrito del Condado de Nassau, Kathleen Rice, manifestó que los acusados construyeron un negocio lucrativo truncado los sueños de los niños.

“A cientos de familias se les hizo creer que su hijo sería la próxima gran estrella, sólo para descubrir que no eran más que el siguiente en la línea para ser estafado”, dijo Rice.

Los acusados enfrentan hasta siete años en prisión si son declarados culpables. Ayer fueron instruidos de cargos en el Juzgado de Hempstead.

?>