Las ventajas de la ciudadanía

Las ventajas de la ciudadanía
HIspanos piden un proyecto de ley que ayude a los 11 millones de indocumentados a vivir legalmente en el país.
Foto: Archivo

Pese a las evidentes ventajas que ofrece la ciudadanía estadounidense, las estadísticas indican que menos de dos de cada tres latinos habilitados para naturalizarse dan ese paso importante. El sábado, llevaremos a cabo un nuevo Día de Ciudadanía, y redoblaremos los esfuerzos de ayuda con esos trámites en días y horas específicos de la semana.

“Ser ciudadana o ciudadano de los Estados Unidos, ya sea por nacimiento o por adopción” explica Jessica Orozco, Directora de Inmigración y Participación Cívica de la Hispanic Federation, “ofrece ventajas muy importantes con respecto al status de residente permanente, o de inmigrante documentado. Algunos son de tipo político, como el derecho a elegir gobernantes y a ser candidatos a cargos gubernamentales. Otros son de naturaleza inmigratoria, como la posibilidad que tienen los ciudadanos y ciudadanas de solicitar residencia en este país para sus familiares directos; obtener ciudadanía para sus hijos nacidos fuera de los Estados Unidos; y solicitar pasaporte norteamericano, que permite obtener servicios y ayuda del gobierno de este país si uno tiene problemas o necesidades estando en el exterior”.

Otro beneficio inmigratorio es que los ciudadanos de los Estados Unidos, al contrario que los que se encuentran aquí con tarjeta verde y, obvia y lamentablemente, que los inmigrantes indocumentados, es que pueden entrar y salir del territorio norteamericano a discreción, y permanecer en el exterior todo el tiempo que deban o deseen.

Una ventaja de orden más práctico es la mayor posibilidad de obtener trabajos gubernamentales, ya que muchos de ellos requieren la ciudadanía.

“Conviene iniciar los trámites antes de la época de fin de año”, añade Jessica Orozco, “En primer lugar, porque la temporada de fiestas nos impone suficientes urgencias, apuros y tensiones; y en segundo lugar porque todos los trámites y gestiones se hacen más lentos o se paralizan en esa época del año. Solicitar la ciudadanía es una resolución de Año Nuevo que conviene poner en práctica antes de Fin de Año”.

Pese a todas esas ventajas, sólo el 61% de los inmigrantes latinoamericanos que pueden hacerlo toman ciudadanía de este país, una proporción similar a la de los inmigrantes de todo el mundo. Entre las varias razones que esgrimen quienes no se naturalizan, figuran diversos problemas de orden práctico que la Hispanic Federation y sus organizaciones miembros ayudan a resolver en talleres y campañas de ciudadanía como la que se llevará a cabo el sábado en la Coalición del Norte de Manhattan pro Derechos del Inmigrante, en el 665 Oeste de la Calle 182, entre Broadway y la Avenida Wadsworth, en el Alto Manhattan.

Ese día, de 10 a 2 p.m., recibirán asesoramiento gratuito de abogados para completar y revisar sus solicitudes de ciudadanía, así como para que las personas que califiquen obtengan una exención del pago de los 680 dólares que cobra USCIS por el trámite.

Y los mismos servicios se ofrecerán en la Coalición todos los lunes y viernes, de 8am a 4pm.

Les recomiendo que llamen hoy mismo para pedir turno al -866-HF-AYUDA (432-9832).