Ataque a Obamacare

Congreso vota hoy Propuesta fiscal que dejaría a esta ley sin fondos
Ataque a Obamacare
Una manifestante sostiene un cartel frente a la Corte Suprema en contra de la reforma de salud, un tema que sigue siendo polémico en Washington.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— Cuando sólo faltan 10 días para que el Gobierno federal se quede sin presupuesto, la mayoría republicana en el Congreso votará hoy viernes una propuesta que asegura los fondos hasta el 15 de diciembre, pero elimina el financiamiento para la Ley de Reforma de Salud.

El Presidente Barack Obama defendió ayer los beneficios de su reforma sanitaria de 2010, conocida como Obamacare, y dijo que vetará cualquier intento en la Cámara de Representantes de dejarla sin fondos aprovechando el debate sobre el presupuesto de 2014 y la elevación del techo de la deuda nacional.

“Esta medida impulsa una agenda ideológica estrecha que amenaza nuestra economía y los intereses de la clase media. Dejaría sin fondos a la reforma de salud, negándole a millones de familias la posibilidad de tener cobertura”, dice el comunicado de la Casa Blanca.

Si no llegan a un acuerdo, el Gobierno cerrará a partir del 1 de octubre causando millones de dólares en pérdidas.

El líder de la Mayoría en el Congreso, Eric Cantor (R-VA) anunció el miércoles que los legisladores continuarán trabajando “posiblemente durante el fin de semana” hasta que la cámara pase un plan de presupuesto a corto plazo que mantenga al Gobierno en operación.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo ayer que sus compañeros de partido seguirán adelante con su intento de dejar sin fondos la reforma sanitaria. “Este voto es para proteger a la gente de la ley de salud y nuestro gobierno. Esta ley es un tren descarrilado y debe irse […] haré todo lo que pueda para desfinanciar esta ley”, aseguró.

Pero el líder de la mayoría Harry Reid (D-NV) sostiene que la pripuesta republicana no tiene posibilidades siquiera de llegar al escritorio de Obama.

“Cualquier ley que quite financiamiento a Obamacare está muerta”, dijo Reid. “Las consecuencias de un cierre del Gobierno son serias, pondría la recuperación económica en riesgo. Sólo el tiempo dirá si prevalece el sentido común”.

El cierre del gobierno es un dejavú para el país. En febrero de 2010 el gobierno cerró por la falta de acuerdo en el Congreso, lo que produjo pérdidas estimadas en más de 500 millones de dólares.