Cupones de alimentos serán más escasos para hispanos

El Congreso votará un proyecto de ley para disminuir el número de estampillas de comida a nivel nacional
Cupones de alimentos serán más escasos para hispanos
Un gran porcentaje de las familias de bajos recursos en EEUU que usan los cupones de alimentos son hispanas.
Foto: Archivo

Washington, D.C.- La Cámara de Representantes votará este jueves un proyecto de ley para agricultura que incluye un recorte de $39,000 millones a los fondos del Programa de Asistencia para Nutrición Suplementaria (SNAP), conocido como estampillas de comida. Más de 44 millones de personas utilizan este beneficio, un 15.4% de ellos son latinos.

Según el más reciente reporte sobre el programa publicado por el Departamento de Agricultura, más de 21 millones de hogares utilizan esta asistencia en Estados Unidos. En particular estados con alta población hispana, registran las cifras más altas de usuarios. California (1,603,000), Nueva York (1,573,000), Texas (1,601,000) y Florida (1,659,000).

Las familias hispanas tienen un porcentaje importante en el uso de SNAP en estas zonas. En California llegan a un 29.2%, es decir 468,000 personas, mientras en Nueva York alcanzan 27.6%, lo que equivale a 435,000.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que la legislación le quitará los beneficios a cerca de 3.8 millones de personas con bajos ingresos en 2014 y a un promedio de 3 millones cada año durante la próxima década. La mayoría republicana quiere limitar la ayuda para quienes no trabajen.

“Aquellos que serán sacados del programa incluyen algunos de los adultos más necesitados de la nación, así como muchos niños de bajos recursos, ancianos y familias que trabajan por sueldo bajos”, explicó Robert Greenstein, analista del Centro para Presupuesto y Prioridades Políticas (CBPP).

“Estas provisiones eliminarán la asistencia para un amplio número de personas que quieren trabajar y están buscando empleo o que se están entrenando y no han podido encontrar un empleo en un mercado laboral débil”, agregó.

SNAP otorga cerca de $133 mensuales en ayuda y es el programa más grande de asistencia para prevenir el hambre a nivel doméstico en el país.

“El Congreso no logra muchos acuerdos hoy en día, pero siempre he asumido que al menos apoyaríamos la idea de que ningún niño en el país pase hambre. ¿Hemos llegado tan lejos que ni siquiera encontramos apoyo para eso?”, se preguntó la congresista demócrata por Nueva York, Nydia Velázquez.

“Este es un camino equivocado, en momentos en que las familias aún están luchando para recuperarse de la recesión, deberíamos estar trabajando para fortalecer este programa, no debilitarlo”, aseguró el congresista demócrata por Florida, Joe García.

La Casa Blanca se opuso a la propuesta a través de una declaración donde aseguró que “si se presenta esta propuesta al Presidente sus asesores le recomendarán vetarla”, especificó el documento.

En junio pasado el Senado votó una ley amplia de agricultura donde incluyó un recorte de 4,500 a SNAP, reduciendo gastos administrativos. Si la Cámara de Representantes aprueba su propia propuesta, luego los líderes negociarán un acuerdo final que unifique los 2 proyectos de ley.

antonieta.cadiz@laopinion.com