Sugieren que Puerto Rico vote para legalizar la marihuana

El Senado de la isla realiza audiencias para evaluar la medida, aunque el Gobernador dijo que no piensa aprobar la despenalización
Sugieren que Puerto Rico vote para legalizar la marihuana
Quienes defienden el libre consumo de la marihuana aseguran que no es tan adictiva como el tabaco y el alcohol.
Foto: Archivo

San Juan, 20 sep – El excandicato a gobernador de Puerto Rico por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabé, pidió este viernes la celebración de una consulta popular sobre la despenalización de la marihuana, tema que centra la actualidad de la isla.

“Que sea la gente misma la que decida”, señaló a Efe el líder del PPT, tras recordar que recientemente en Washington y Colorado la ciudadanía tuvo la oportunidad de pronunciarse sobre el asunto.

“Es nuestra respuesta ante la postura del gobernador, Alejandro García Padilla”, dijo Bernabé, después de que el jefe del Ejecutivo señalara el jueves que la propuesta legislativa de despenalización del consumo de marihuana no tiene futuro.

Tanto el PPT y como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Puerto Rico pidieron la despenalización del consumo de marihuana en la isla durante la audiencia pública celebrada en el Senado boricua sobre la materia.

Con la audiencia de este viernes concluyó la primera semana de comparecencias públicas en el Senado de Puerto Rico sobre un asunto que ha centrado la atención mediática en la isla durante las últimas semanas.

Los senadores del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) Miguel Pereira y Ramón Luis Nieves encabezan una iniciativa que busca enmendar la Ley de Sustancias Controladas de Puerto Rico, de 1971, que establece penas de hasta $5,000 de multa y tres años de prisión para quien, “a sabiendas o intencionalmente, posea alguna sustancia controlada“.

Bernabé dijo durante su intervención en el Senado que apoya la iniciativa y aclaró que eso no quiere decir que desconozca los peligros que plantean el uso y abuso de la marihuana, sino que, bajo su punto de vista, la prohibición no es el medio más efectivo para reducir potenciales daños.

“Ya en la década de los años veinte experimentamos con la prohibición del alcohol y los resultados fueron nefastos: no se redujo el consumo, aumentó el nivel de toxicidad de las bebidas y la distribución pasó a manos de la mafia“, dijo.

Apuntó que no se debe seguir una política de represión a los consumidores de marihuana porque no soluciona el problema.

Por su parte, el asesor legal del PPT, Manuel Rodríguez Banchs, que también intervino en la vista, subrayó que la isla ha heredado un modelo que genera comercio ilegal, el aumento de la violencia y la corrupción.

“Los estudios indican que la marihuana no es adictiva o mucho menos adictiva que las otras dos sustancias mencionadas -alcohol y tabaco-, que sus efectos para la salud son mucho menos nocivos y que no causa sobredosis”, destacó Rodríguez Banchs.

Por su parte, el director de ACLU Puerto Rico, William Ramírez, subrayó que, según datos que baraja su organización, cerca de un 20% de los jóvenes en Puerto Rico consumen marihuana de forma habitual.

Dijo que la política punitiva no ha tenido un efecto disuasorio en Puerto Rico, por lo que, de salida, la despenalización del consumo de la marihuana tendría como primer efecto evitar los problemas derivados de los miles de arrestos que se producen cada año.

Insistió en que la política de prohibición obliga a los usuarios a obtener la marihuana a través de medios ilícitos en un mercado ajeno a la regulación del Gobierno.

Apuntó además que las políticas gubernamentales contra el consumo han provocado daños al consumidor, al que definió como víctima final del sistema.

García Padilla, que inicialmente favoreció la discusión del asunto, dio el jueves un giro a su postura al asegurar en una entrevista con NotiUno 630 que “ese proyecto de legalización no va“, aunque explicó que la cuestión se está viendo en el Senado por tratarse de un ejercicio de democracia.

Durante la semana próxima continuarán las audiencias en el Senado de Puerto Rico sobre la despenalización de la tenencia de hasta una onza (28 gramos) de marihuana para los mayores de 21 años.