Daño al turismo en México

Sigue a El Diario NY en Facebook
Daño al turismo en México
Residentes de Acapulco, Guerrero, permanecían en los techos de sus casa inundadas por las intensas lluvias.
Foto: EFE

Burbujas

Corren vientos de fronda en la ciudad de Mexico. La gente está disgustada y se respira tirantez. Si uno pregunta por qué, recibe la respuesta “es por la situación”, que cada quien define a su manera; es contra ese estado de casi sitio, es contra las congestiones del tránsito provocadas por los que protestan, y por la tímida acción de las autoridades en contra de esos pocos que perjudican a todos; es el malestar de una ciudad enferma…

Afortunadamente no ha habido muertes y no hay mártires a quienes podrían utilizarse como pretexto para convertir las marchas en enfrentamientos abiertos.

Ese es el peligroso estado de áanimo que viven quienes solo quieren hacerlo en paz… suspiran por los problemas de gran ciudad de los que se quejaban y que ahora los ven muy pequeños comparados con lo que se vive actualmente.

De seguro en el resto del país están hartos también de ese protestar de maestros que ahora, desalojados del Zócalo, ocupan la plaza del Monumento a la Revolución. Recientemente se arrestó a 30 revoltosos que marchaban en los contingentes de protesta, y curiosamente, ninguno de ellos era maestro.

El problema social que estas manifestaciones causan es conocido, pero es importante evaluar como pudieron haber sido afectadas las distintas actividades económicas en la ciudad de México como consecuencia de las marchas de protesta y de los bloqueos de sus grandes arterias por parte de los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Que ha sido una pesadilla que no termina para los habitantes de esa ciudad no es necesario repetirlo, pero parece… solo parece, que finalmente las autoridades de la Ciudad de México lo entienden. En su primer informe el regente del DF afirmó que no permitirá actos de protesta que dañen al resto de la población. ¡Finalmente habló como gobernante y no como político!

Por experiencia puedo decir que la hotelería ha sido una especie de termómetro para medir los efectos de trastornos sociales o económicos y por ello entreviste a Armando Uribe Valle, Presidente Nacional de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles para pedirle información. Él me confió su gran preocupación por la situación tanto en la capital como en el resto del país y me informó de las investigaciones que había hecho al respecto, habiendo contactado a Nathan Poplawsky, Presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de Mexico y a Ricardo Navarro, Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (CANACO) que le informaron que en los hoteles, grandes restaurantes, y centros de consumo ubicados en el corredor Centro Histórico-Reforma, los ingresos se redujeron entre el 50 y el 75 %.

La tolerancia, argumentaron, no debe confundirse con permisividad, y el tema de los derechos humanos no puede ser manoseado con el único propósito de avalar conductas ilícitas.

En el campo turístico la cancelación de reservaciones y la inquietud entre los operadores es una constante, con efectos no solo a corto plazo, sino con consecuencias en el futuro, lo que repercutirá, posiblemente, en una reducción en las expectativas de llegada de turistas nacionales y extranjeros hacia finales de año entre un 10% y 15% lo que significaría una pérdida de 1.2 a 1.8 millones de visitantes.

Entre los sectores que reportan mayores daños económicos, además del turismo, están el de la ropa, el calzado, la joyería, librerías, papelerías, ópticas y ferreterías. (Fuente: La Jornada en linea).

El Dr. Uribe, Presidente Nacional de los hoteleros destaco que la expectativa para este año en materia turística era rebasar los 12 millones de visitantes; sin embargo, este nivel será afectado dependiendo del tiempo que continúe este movimiento, pues seguramente habrá más cancelaciones.

Cabe destacar que al menos 7 mil empleos están en riesgo debido a las marchas y plantones, ya que están siendo afectadas al menos 150 empresas, 90 hoteles del corredor turístico, decenas de restaurantes, así como mil 600 comercios

El efecto sobre el turismo, casi nunca es inmediato; pero tiene consecuencias en el futuro, especialmente ahora que es época de hacer reservaciones para la temporada invernal.

Y cuando aun no sale el país de ese problema causado por unos cuantos, que sería interesante saber quién o quienes los auspician y con qué fin, llega la tragedia a muchos estados. Los diluvios originados en dos grandes disturbios tropicales golpean al mismo tiempo, uno en el Golfo de Mexico y el otro en las costas del Pacifico, que han provocado grandes inundaciones por ríos desbordados, derrumbes, destrucción de infraestructuras, etc.

Hay poblaciones enteras bajo el agua con enormes daños a los hogares. Muchas comunidades están sin electricidad, sin alimentos y agua potable, sin teléfonos, e incomunicadas por los desastres en caminos y carreteras arrasados por los deslaves, que destrozaron muchos puentes.

Dramáticamente son muchos los estados afectados por estas lluvias y son cientos de pequeñas poblaciones las que están totalmente aisladas y se dificulta el llevarles el auxilio requerido. El efecto de esta tragedia se multiplica y se irá haciendo evidente al paso del tiempo porque además de los daños inmediatamente visibles, tendremos consecuencias desfavorables por la pérdida de cosechas, por las posibles epidemias, y por el tiempo que tardará en reconstruirse lo dañado.

Ojala en esta ocasión, se manejen los apoyos y la reconstrucción con rapidez y honestidad.