Mortal coche-bomba en Irak

MADRID/NOTIMEX — Al menos 51 personas murieron y 70 resultaron heridas ayer tras el estallido de un coche-bomba cerca del lugar donde estaban reunidos dolientes para celebrar un funeral en Ciudad Sadr, principal distrito chiita de Bagdad, la capital de Irak.

Oficiales de la policía bagdadí indicaron que un atacante suicida detonó su vehículo lleno de explosivos junto a la concentración funeraria la tarde del sábado y que por el momento ningún grupo extremista ha reivindicado el ataque.

Fuentes hospitalarias confirmaron por separado la cifra de víctimas, entre las que se encuentran niños y mujeres.

Según reportes de la cadena de noticias Al Yazira, el elevado número de víctimas se debió a que se registraron tres explosiones, la primera de un automóvil estacionado, la segunda del atacante suicida y la tercera cuando policías y bomberos ya estaban en el lugar.

Este episodio violento en la capital iraquí siguió a un ataque previo contra una estación de policía en Beji, al norte de Bagdad, que dejó al menos 11 muertos.

La violencia sectaria ha repuntado en Irak desde principios de este año, alcanzando el peor nivel desde 2008, con un saldo de más de cinco mil muertos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).