Asesinato-suicidio acaba con familia

Dos adultos y tres niños hispanos mueren en fatídico incidente en Texas

Guía de Regalos

Asesinato-suicidio acaba con familia
Fotografías muestran la vivienda donde ocurrió la tragedia en el problado de Rice y a Israel Chairez Álvarez, una de las víctimas en el caso.
Foto: AP

DALLAS, Texas.— Autoridades del condado de Navarro (Texas) identificaron ayer a los dos adultos y tres niños, miembros de una familia hispana encontrados muertos, en lo que parece ser un asesinato y posterior suicidio.

El alguacil del condado de Navarro, Elmer Tanner, dio a conocer los nombres de Israel Chairez Álvarez, su esposa Guadalupe Ronquillo-Ovalle, ambos de 33 años, y sus tres hijos de 10, 8 y 4 años y dijo que aún se desconoce la nacionalidad de la familia.

Una llamada al 911, efectuada el domingo a las 7:00 p.m. por uno de los familiares, alertó en español a la policía sobre la presencia de cinco cuerpos en una casa de Rice, a unos 70 kilómetros de Dallas.

Cuando agentes del departamento de policía de Rice y personal médico de emergencia llegaron al lugar encontraron un rifle semiautomático calibre 22.

La oficina del alguacil informó ayer que la causa de la muerte aún no ha sido determinada, sin embargo, dijo Tanner a Efe, todas las víctimas tenían impacto de bala en la parte superior del dorso.

El alguacil detalló en un comunicado que esta casa no era desconocida para las autoridades y que ya habían recibido otras llamadas. “Hemos visitado éste lugar en el pasado. Tuvimos una llamada proveniente de aquí durante éste año”, aseguró.

En el 2010 alguien marcó el 911 y colgó, y cuando los oficiales llegaron hasta el lugar determinaron que la llamada había sido realizada por un niño jugando con el teléfono.

En el 2011 y el 2012 se realizaron otras dos llamadas por quejas de basuras.

El 11 de septiembre de este año, agentes de la oficina del alguacil acudieron a la casa tras recibir una llamada por un incidente de violencia doméstica. El reporte indica que el hombre fue detenido por golpear y empujar a su esposa en una discusión aparatosa ocurrida en su residencia. En esa ocasión Álvarez fue arrestado, pasó dos días en la cárcel del condado de Navarro y pagó una multa de 367 dólares.

Las autoridades piensan que esta vez también se trató de un incidente de violencia doméstica que acabó mal, debido a ello el caso está siendo investigado como asesinato homicidio, según se informó ayer.

Según los vecinos, la familia lleva desde el jueves sin aparecer en el barrio e indicaron que los niños faltaron a la escuela el viernes pasado.

La oficina del alguacil consideró lamentable esta situación y describió el hecho como traumático que ha conmocionado a toda la ciudad hasta donde han llegado demostraciones de solidaridad para la familia.

“Hemos descartado la búsqueda de un sospechoso por el momento. Ahora estamos concentrando nuestros esfuerzos en investigar la vivienda”, aclaró el alguacil en el comunicado de prensa.

“No hemos visto nada que nos haga pensar que tenemos que buscar afuera de éste lugar”, agregó.

Mientras tanto, vecinos y allegados dijeron que se hubiera podido evitar esta tragedia si se hubieran tomado en serio las denuncias de violencia registrados anteriormente, especialmente la del 11 de septiembre.