Bravos y Atléticos con hambre de gloria

Guía de Regalos

Bravos y Atléticos con hambre de gloria
Freddie Freeman celebra con sus compañeros el primer título divisional de los Bravos de Atlanta desde 2005.
Foto: aP

NUEVA YORK/AP — Fredi González no le iba a poner pero alguno a celebrar la conquista de un banderín en un territorio ajeno, como el Wrigley Field de Chicago.

“Lo que uno quiere es celebrar en casa frente a sus fanáticos, pero no creo que exista algo mejor que asegurar la división en uno de estos estadios, como Wrigley o Fenway. Estos parques históricos son la segunda mejor opción”, declaró González, el piloto cubano de los Bravos de Atlanta.

Al proclamarse campeones del Este de la Liga Nacional por primera vez desde 2005, los Bravos fueron uno de tres equipos que el domingo empezaron a fraguar sus planes para el mes de octubre.

La derrota que los Nacionales de Washington sufrieron a primera hora —4-2 ante los Marlins de Miami en el juego inicial de una doble cartelera— certificó el título de división para los Bravos y de paso catapultó a los Cardenales de San Luis a la postemporada con por lo menos un boleto de wild card.

Además, los Atléticos de Oakland revalidaron su corona en el Oeste de la Liga Americana. Con su 25ta comparecencia de postemporada, los Atléticos son sólo superados por los Yankees (51) y Dodgers (27).

Los Bravos y los Atléticos se sumaron a los Medias Rojas de Boston y los Dodgers de Los Angeles como campeones de división.

Apenas queda una semana de temporada y sólo faltan por definirse los campeones en la Central de ambas ligas. Los Tigres de Detroit acarician la corona de la suya con una diferencia de cinco juegos sobre los Indios de Cleveland. San Luis aventaja por dos juegos a Cincinnati y Pittsburgh. Los Cardenales cayeron en la jornada por 6-4 ante los Cerveceros de Milwaukee.

La puja por los dos comodines en cada circuito sigue al rojo vivo.

En la Americana, Tampa Bay mantiene medio juego de ventaja sobre Cleveland. Hoy por hoy, esos dos equipos disputarían el partido de comodines. Pero no pueden descuidarse de Texas, a juego y medio detrás de los Indios. Kansas City, Nueva York y Baltimore marchan más rezagados y con un margen de maniobra muy apretado.

El panorama en la Nacional es un poco más cristalino: tres equipos de la Central se clasificarían a la postemporada. Uno sería el campeón de la división y los otros se llevarían los comodines. De momento, Cincinnati y Pittsburgh están empatados por los comodines.

Después de medirse con los Orioles, los Rays se embarcarán a Nueva York para visitar a los Yankees en una serie de tres enfrentamientos. En peligro de quedarse fuera de los playoffs apenas por segunda vez en 19 años, los Yankees precisan barrer esa serie y luego hacer otro tanto al completar la campaña en Houston ante los Astros, el peor equipo de las mayores.