Clinton da último impulso a ‘Obamacare’

Guía de Regalos

Clinton da último impulso a ‘Obamacare’
El expresidente Bill Clinton y la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, durante la reunión de la Iniciativa Global Clinton, ayer en Nueva York.
Foto: EFE

NUEVA YORK — La atención médica reunió una vez más al presidente Barack Obama y al expresidente Bill Clinton.

Ambos se presentaron juntos ayer para discutir la ley de salud de Obama en una sesión patrocinada por la Iniciativa Global Clinton, la fundación del exmandatario.

La aparición conjunta ocurrió exactamente una semana antes de que las personas que no tienen seguro médico puedan empezar a inscribirse a partir del 1 de octubre para planes de cobertura a través de nuevos mercados de seguros. También se produce en momentos en que el gobierno de Obama y los que se beneficiarán de la ley, como las compañías de seguros, lanzan una campaña para informar a los consumidores sobre sus opciones bajo la ley.

La Ley de Cuidado de Salud Asequible exige a todos tener un seguro de salud o enfrentar multas. Obama ha dicho que el objetivo es hacer que la atención médica sea más económica, al tiempo que amplía la cobertura para abarcar a millones de personas que no la tienen.

Fue la segunda aparición de Clinton en las últimas semanas para ayudar a promover la ley, que ya cumple tres años y ha sido polémica desde el principio.

En un discurso al inicio de este mes en su estado natal de Arkansas, el expresidente explicó cómo funciona la ley y argumentó que fortalece al país. Instó a los opositores a dejar de tratar de anularla, y en lugar de eso trabajar para mejorarla.

La ley “nos da la mejor oportunidad que tenemos para lograr una cobertura casi universal, brindar atención médica de alta calidad y reducir la tasa de aumento de los costos, lo que tenemos que hacer en una economía global competitiva”, dijo Clinton, quien no logró ampliar el acceso a la asistencia sanitaria durante sus ocho años como presidente.

Una Cámara de Representantes dominada por los republicanos ha votado más de tres decenas de veces para derogar, retrasar o eliminar la financiación de la ley, argumentando que perjudica la economía al imponer demasiados requisitos a las empresas y los individuos, y aumenta los costos de salud. Ninguno de los proyectos de ley ha avanzado en el Senado, controlado por los demócratas.

Obama destaca las disposiciones populares y favorables para los consumidores de la ley, como la exigencia de que las mamografías y otros exámenes médicos se realicen de forma gratuita, o permitir a los padres mantener a los hijos en sus planes hasta que cumplan 26 años.

La ley de salud también está envuelta en un enfrentamiento entre la Casa Blanca y el Congreso sobre el gasto federal para el año fiscal que comienza el 1 de octubre. Un proyecto de ley aprobado por la Cámara seguirá financiando al gobierno, al tiempo que elimina dinero para poner en práctica la ley de atención sanitaria. Se espera que el Senado apruebe y devuelva a la Cámara únicamente la parte del proyecto de ley que financiaría el gobierno un año más.

La conversación de una hora entre Obama y Clinton se produce cerca del 20mo aniversario del discurso de Clinton ante una sesión conjunta del Congreso en 1993 para pedir una reforma del sistema de salud. El dúo presidencial será presentado por la esposa de Clinton, la ex secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, quien abordó el tema de la salud, sin éxito, durante su periodo como primera dama.

No es la primera ocasión en que Obama recurre a Clinton en un momento de necesidad. El año pasado, Obama reclutó al expresidente para pronunciar el discurso de apertura en la Convención Nacional Demócrata. Algunos observadores creen que esa intervención ayudó a allanar el camino de Obama a la reelección.