Cortes en NY lanzan programa contra el tráfico humano

Muchas personas son a menudo acusadas injustamente por delitos de prostitución, pero en realidad sólo son víctimas abusadas
Cortes en NY lanzan programa contra el tráfico humano
El tráfico de personas con fines sexuales representa el 58% de los casos de tráfico humano, según la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).
Foto: la opinionaurelia ventura

NUEVA YORK — En un esfuerzo por romper el flagelo de la prostitución, el sistema judicial de Nueva York lanzó ayer un programa especial de cortes dedicadas exclusivamente a identificar y asistir a víctimas de tráfico humano.

El anuncio fue hecho por el juez en jefe de la corte del estado, Jonathan Lippman, que destacó que la trata de personas es un delito que “inflige un daño terrible a los miembros más vulnerables de la sociedad: las víctimas de abusos, los pobres, los niños, fugitivos e inmigrantes”.

La Iniciativa de Intervención en Contra del Tráfico Humano para el Sistema de Cortes de Nueva York, es la primera que se lanza en la nación involucrando el sistema de cortes y se focalizará en el 95% de los casos que envuelven a personas procesadas por delitos de prostitución.

Actualmente hay tres programas pilotos funcionando en cortes de Queens, Manhattan y el condado Nassau. Se estima que para el 10 de octubre se extienda a los otros condados de la ciudad Nueva York y para fines de mes a Long Island y Búfalo, con un total de once nuevos tribunales.

“Me parece que ya era hora que alguien haga algo por las personas que están en este tipo de situaciones y que son acusadas injustamente por delitos de prostitución”, dijo Lasha, de 27 años, una mujer víctima de tráfico humano que no quiso dar detalles sobre su pasado y que acudió al anuncio de ayer.

Kathleen Rice, fiscal del condado Nassau, aseguró que “en la prostitución, a menudo, se procesan personas que no son más que víctimas del tráfico humano y cuando esto sucede, deben ser tratadas como lo que son, víctimas abusadas”.

El programa reunirá a jueces, fiscales y abogados defensores así como trabajadores sociales, especialmente entrenados, que se encargarán de manejar todos los casos de delitos relacionados con la prostitución.

Muchos casos serán derivados a servicios para tratamientos contra el uso de drogas, servicios de albergues, asistencia para inmigración y cuidado de salud entre otros.

Según estadísticas del sistema de cortes del estado de Nueva York, el año pasado en 11 tribunales se procesó 3,709 casos en conexión con cargos de prostitución.