Madre denuncia a NYPD por muerte de hijo enfermo

Mawa Bah llamó al 911 hace un año porque su hijo estaba sufriendo una crisis emocional y en lugar de ayudarlo, los agentes lo mataron
Madre denuncia a NYPD por muerte de hijo enfermo
Los concejales Jumaane Williams y Rosie Méndez en una conferencia de prensa hoy con Mawa Bah (centro).
Foto: Mariela Lombard / EDLP

NUEVA YORK — Cuando la madre de Mohammed Bah llamó al 911 porque su hijo parecía estar deprimido y se comportaba de manera errática, lo último que pensaba es que, en lugar de recibir ayuda psiquiátrica, él iba a perder su vida a manos de la Policía.

Bah, que tenía trastornos emocionales y estaba armado con un cuchillo, fue abatido a tiros por agentes de la Uniformada que no pudieron o no supieron controlar sus arrebatos agresivos cuando se presentaron en su domicilio de Harlem.

Justo un año después del suceso, la madre de la víctima, Mawa Bah, ha demandado a la Policía por negligencia y se ha unido a una campaña para reclamar que NYPD cambie la manera en la que responde a llamadas de emergencia que implican a personas con problemas mentales.

“Llamé a la Policía porque quería que ayudasen a mi hijo, no porque hubiese hecho nada malo, y no me dejaron ni siquiera hablar con él antes de dispararle”, dijo Bah. “Tiene que haber otra solución para ayudar a gente con problemas como los de mi hijo”.

Por casos como éste, la coalición comunitaria Communities for Crisis Intervention Teams pide que se creen equipos especiales cuyos integrantes estarían entrenados para ayudar a la Policía a lidiar de manera más efectiva con las más de 100,000 llamadas de emergencia por personas con trastornos mentales que reciben al año en Nueva York.

Habría un equipo en cada condado, operarían las 24 horas del día y buscarían minimizar la violencia y el trauma que las personas que tienen una crisis emocional experimentan en sus encuentros con la Uniformada.

El programa cuenta con el apoyo de varios concejales —como Carmen Arroyo, Rosie Méndez o Albert Vann– pero depende del gobierno estatal adoptarlo. Programas similares han sido puestos en marcha con éxito en ciudades como Chicago o Filadelfia.