Novias en NYC marchan hoy contra la violencia doméstica

La demostración de mañana conmemora el aniversario de la muerte de Gladys Ricart el día de su boda en 1999, la cual marcó a su familia profundamente
Novias en NYC marchan hoy contra la violencia doméstica
Norma Rosario recuerda a su hermana Gladys Ricart, la cual aparece en el cuadro vestida de novia.
Foto: edlpMariela Lombard

NUEVA YORK — A 14 años del asesinato de Gladys Ricart —ocurrido horas antes de celebrarse su matrimonio— su hermana asegura que el agresor no sólo la mató a ella sino a toda su familia.

En el apartamento del Alto Manhattan desde donde Ricart salió con los vestidos de las damas de honor la noche antes de su asesinato, su hermana Norma Rosario, reflexiona sobre la trágica fecha.

“Cada quien vive con su dolor, nosotros como familia no volvimos a tener una Navidad ni un Día de Acción de Gracias juntos”, dijo Rosario, para quien la llegada del mes de septiembre es como “remover una y otra vez la dolorosa pérdida de Gladys”.

Ricart fue asesinada el 26 de septiembre de 1999 por Agustín García, su exnovio, con quien había terminado varios meses antes una tormentosa relación amorosa de seis años. Según probó la fiscalía durante su juicio, García irrumpió cegado por la ira en su casa en Ridgefield, Nueva Jersey, y le disparó tres tiros cuando ella, ya vestida de novia, iba a repartir los arreglos florales a las damas de honor.

“Mi hermana soñaba con la boda del año sin imaginarse que en realidad se iba a convertir en un hecho trágico inolvidable”, dice Rosario sin poder contener el llanto.

Rosario recuerda las muchas veces que Gladys le dijo que García, aunque aparentaba ser un prominente empresario dominicano, en realidad era un “demonio disfrazado de señor”.

El homicidio de Ricart ganó atención a nivel nacional e internacional, por lo que para conmemorar el aniversario de su muerte, anualmente se realiza una marcha de novias en su recuerdo, así como al de todas las víctimas de violencia doméstica.

“Lo más significativo que dejó la muerte de Gladys es que muchas mujeres han tomado conciencia de lo que significa ser víctima de violencia doméstica”, reflexionó Rosario.

El trágico acontecimiento quedó grabado en un video, mientras se filmaban los momentos previos a que la novia y su cortejo partieran para la iglesia en Queens, donde iba a celebrarse la boda.

García, de 61 años, se encuentra preso en la cárcel estatal en Trenton, Nueva Jersey, donde cumple una condena de cadena perpetua por asesinato. Deberá permanecer un mínimo de 30 años antes de poder solicitar libertad condicional.

Jerónimo Díaz, amigo de la familia de García, aseguró que en la cárcel Agustín está dedicado a predicar la palabra de Dios. “Ha estudiado la Biblia, y es su familia más cercana quien lo visita, porque ha decidido aislarse y no recibir a nadie más”, dijo.

Rosario aseguró respecto de García que no le guarda ningún sentimiento. “Lo que sí deseo es que viva una vida larga, para que pague en el mundo terrenal por lo que le hizo a Gladys”, sostuvo.

Sobre David, el hijo de Ricart, que tenía 17 años cuando su madre fue asesinada, Rosario relató que el joven trata de sobrellevar el dolor de haber perdido a su progenitora. Se graduó en administración, no se ha casado y aún vive en la casa donde ocurrió el hecho.

Según Rosario, la familia mantiene comunicación ocasional con James Preston, el prometido de Ricart —que tenía 39 años cuando ella fue asesinada. “Sigue soltero, supongo que no ha podido volver a encontrar el amor”, dijo.

En cuanto a Juan Ricart, el hermano de Gladys, que fue la persona que forcejeó con García para evitar que éste volviera a cargar el revólver en un aparente intento por quitarse la vida, Rosario dijo que “para él la vida perdió sentido”.

Aún hay cosas que Rosario dice que ella misma tiene sin resolver, y de las que se culpa. Por ejemplo, la noche anterior a la muerte de Gladys, ésta le pidió que la acompañara a la casa y “no lo hice porque pensé que desde aquí la podía ayudar mejor. Y tal vez la muerta hubiera sido yo y no mi hermana, porque yo no hubiera dejado entrar a la casa a ese asesino”.

8:00 a.m. Punto de partida, iglesia presbiteriana Fort Washington Heights, en el 21 de la avenida Wadsworth (esquina con la calle 174)

9:00 a.m. Ceremonia de apertura con una plegaria.

Primer tramo

10:30 a.m. Inicio de la marcha. De la iglesia doblarán a la derecha hacia la avenida Broadway y tomarán ruta sur a lo largo de Broadway hasta la calle 155. De la calle 155, doblarán a la izquierda en dirección este, bajarán a la calle 154, doblarán a la izquierda y entrarán al Colonel Charles Young Triangle Park para un descanso de cinco minutos.

Segundo tramo

Caminarán a través del parque Colonel Charles Young y doblarán a la derecha en dirección sur desde la esquina de la calle 153 y Adam Clayton Powell Blvd. Doblarán a la izquierda en dirección este, y cruzarán la Adam Clayton Powell; doblarán a la izquierda y cruzarán el puente Malcom Dam hasta la calle 161 en El Bronx, cerca del Yankee Stadium, con ruta este hasta la Grand Concourse. (Tiempo estimado de llegada a El Bronx: 11:45 a.m., con cerca de 2.2 millas recorridas).

Tercer tramo

12:00 p.m. Marcharán a lo largo de la Grand Concourse hasta la calle 149. Doblarán a la izquierda hacia el este hasta la Tercera Avenida, luego a la derecha hasta la calle 139. En ruta sur cruzarán el puente de la Tercera Avenida y tomarán la avenida Lexington, en Manhattan, en dirección oeste con la calle 129. (Cinco minutos de descanso. 2.6 millas recorridas desde el inicio del segundo tramo).

Cuarto tramo

Marcharán por la calle 129 en dirección oeste hasta la avenida Park, doblarán a la izquierda y bajarán a la calle 125. De ahí doblarán a la derecha hasta el edificio estatal y plaza Adam Clayton Powell Blvd. (tiempo estimado de llegada: 1:00 p.m. Realización de un corto programa y reinicio de la marcha a la 1:30 p.m.)

Quinto tramo

De la esquina del Adam Clayton Powell Blvd y la calle 125, doblarán a la izquierda en dirección este hasta la avenida Lexington; doblarán a la derecha en dirección sur hasta la calle 106, y de ahí hasta el destino final, la iglesia Presbiteriana Good Neighbor situada en la calle 106. (Tiempo de llegada estimado: 2:30 p.m. Unas 6.3 millas recorridas).

La ceremonia iniciará a las 3:15 p.m. y concluirá a las 5:00 p.m.

Si está siendo víctima de una relación abusiva, llame al 911 o comuníquese con la línea de Violencia Doméstica (800) 621-4673 que funciona las 24 horas del día y la ayuda está disponible en todos los idiomas.

La organización www.loveisrespect.org ofrece recursos para las personas que necesitan ayuda.