Acusado de asesinar a joven mexicana en Queens

José Martínez enfrenta 15 cargos por haber violado y asesinado a la joven mexicana Carmen Saldaña
Sigue a El Diario NY en Facebook
Acusado de asesinar a joven mexicana en Queens
José Martínez quedó preso, sin derecho a fianza.
Foto: Archivo

Nueva York, 26 sep – El extrabajador de restaurantes José Martínez fue acusado este jueves de secuestro, violación y asesinato de la joven mexicana Carmen Saldaña, hace cuatro años en Nueva York, y fue dejado en prisión sin derecho a fianza, informó la fiscalía del condado de Queens.

Martínez, que enfrenta entre 25 años de cárcel y cadena perpetua, fue identificado como el presunto autor del crimen de Carmen Saldaña, de 23 años, por una prueba de DNA que se le tomó mientras estaba en una cárcel por golpear en 2011 a un taxista en el aeropuerto LaGuardia de Nueva York, de lo que se había declarado culpable.

Por ese caso había sido sentenciado en 2012 a cumplir entre uno y tres años de prisión y estaba previsto que saliera de la cárcel ayer jueves tras cumplir la sentencia requerida.

Precisamente este jueves fue la primera vez en que la familia de Saldaña se enfrentó a Martínez, cuando este fue llevado a la Corte Suprema de Queens donde el juez le acusó oficialmente de los 15 cargos que un gran jurado presentó en su contra.

El hermano de la víctima, Carlos, viajó desde México para estar junto a su madre Susana y un oficial de la corte tuvo que llamar su atención durante la audiencia cuando parecía estar listo para golpear a Martínez, de acuerdo con la edición digital del Daily News. “No soy un criminal como él“, dijo entonces al oficial.

José Martínez, que se declaró no culpable, dijo que tenía sólo 15 años cuando Saldaña fue asesinada en un intento por reducir la condena de ser hallado culpable.

De acuerdo con la fiscalía, Martínez vio en la calle a Saldaña, entonces una estudiante de diseño de modas, el 12 de julio de 2009 cuando ésta regresaba a su casa de una fiesta y se ofreció a acompañarla.

Cuando Saldaña llegó a su hogar, que compartía con su madre, quiso entrar a lo que ésta se negó, por lo que pateó la puerta para lograr acceso al interior, donde la violó y estranguló.

Susana Saldaña fue quien encontró el cuerpo sin vida de su hija sobre la cama tras regresar de su trabajo.