Casero puso en riesgo a decenas

Sigue a El Diario NY en Facebook
Casero puso en riesgo a decenas
El vencindario Jamaica en Queens es uno de los sectores donde también se producen gran parte de las divisiones ilegales de apartamentos.
Foto: EDLPHUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK – El juicio de un propietario acusado de poner en peligro las vidas de casi 50 inquilinos, que residían hasta en garajes y sótanos de casas reconvertidas ilegalmente, es una llamada de atención a las condiciones de riesgo en que viven muchos hispanos en la ciudad.

El acusado, Segundo Chimbay, de origen ecuatoriano, se presentó ayer en la corte de Queens, donde la audiencia fue aplazada para el 25 de noviembre.

“Estamos casi llegando a un acuerdo”, dijo Chimbay, de 48 años, quien se encuentra libre bajo una fianza de $10,000. Su abogado, Robert Frank, dijo que su cliente está haciendo todas las reparaciones necesarias para restaurar las viviendas y volverlas a su plan original, y así cumplir con las normas de construcción de Nueva York.

Según el fiscal de Queens, Richard Brown, Chimbay es acusado de haber convertido cuatro residencias en Jackson Heights y Elmhurst en focos de riesgo de incendio, por construir subdivisiones ilegales e instalar servicios ilícitos sin permiso, y habitaciones sin las requeridas puertas de salida.

El fiscal dijo que, además de los cargos criminales, Chimbay ha sido demandado en una acción de embargo civil por $1.6 millones —que incluye más de $600,000 en multas por no pagar por el presunto incumplimiento de anteriores órdenes de desalojo y por violaciones del código de construcción.

Después de su arresto, los 46 residentes —entre ellos 12 menores— fueron trasladados a otras viviendas por la Cruz Roja, al encontrarse en situación peligrosa. Chimbay le cobraba a sus inquilinos de $850 a $1,400 por mes.

Una de las viviendas de Chimbay, ubicada en el 35-39 de la calle 92, en Queens, tiene hasta 30 violaciones, cuyas multas ascienden a casi $ 450,000.

Si usted va a alquilar o comprar una vivienda, el Departamento de Edificios de Nueva York le recomienda que verifique si el edificio se puede ocupar legalmente, investigar la historia de la edificación.