Yarly Marín de Costa Rica afronta con ilusión Miss Mundo

La final del certamen tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Bali y será seguida en directo alrededor del mundo.
Yarly Marín de Costa Rica afronta con ilusión Miss Mundo
La guapa costarricense destaca la "gran responsabilidad" que conlleva portar la corona de Miss Mundo.
Foto: YouTube

Yarly Marín, candidata costarricense a la corona de Miss Mundo, confiesa que un café todas las mañanas le ayuda a mantenerse despierta y luchar contra el cansancio acumulado de cara a la final del certamen de belleza que se celebrará este sábado en la isla indonesia de Bali.

“Cada mañana uno está, ‘ay Dios mío, cómo hago para levantarme’ y siempre digo ‘por qué no me acosté temprano’, pero mi consuelo es que después de esto voy a poder dormir muchos días. Este es un momento muy especial en mi vida, quiero disfrutarlo, y bueno, tomar café para mantenerme despierta”, declara a Efe la aspirante.

Esta joven, natural de Ojochal, en el sur de Costa Rica, afirma que “dará lo máximo” para lograr el “éxito” y llevarse la corona de ganadora a Costa Rica, a pesar de que el cansancio comienza a hacer mella tras veinticinco días de estancia en Indonesia.

“Hemos ensayado mucho, la preparación ha sido muy buena. Es una noche muy importante para la cual nos hemos preparado durante meses”, comenta esta joven de largo cabello moreno y estudiante de fisioterapia.

La guapa costarricense destaca la “gran responsabilidad” que conlleva portar la corona de Miss Mundo, además de ser la embajadora de su país, ser la representante “no sólo de la belleza, si no de una meta para ayudar a muchos niños y muchas personas de todo mundo”.

Miss Mundo, celebrado por primera vez en 1951, califica la belleza integral, seguridad, conciencia social, elegancia, personalidad, pose y salud física de las candidatas procedentes de más de 130 países.

“Hay que dar lo máximo porque si hemos llegado hasta aquí, hasta este momento para el que nos hemos esforzado tanto, yo sé que dos días más con mucho cariño y mucho amor lo voy lograr (…) Estoy bastante preparada, cuando una confía y ama lo que hace las cosas salen bien”, sentencia la belleza tica de 23 años de edad y 170 centímetros de altura.

La final del certamen, que tendrá lugar en el Centro de Convenciones de Bali, será seguida en directo por más de 200 millones de espectadores en todo el mundo, según apuntan los organizadores.

La ganadora, que tradicionalmente se traslada a vivir a Londres, donde se encuentra la sede de la organización del certamen, pasará su año de reinado visitando proyectos benéficos y obras sociales en decenas de países.

La presente edición del certamen ha estado marcada por las protestas de radicales musulmanes que obligaron a la organización a trasladar la sede de la final de Yakarta a Bali.

Las candidatas a la corona de Miss Mundo, además, tuvieron que sustituir el popular bikini por un bañador de una pieza acompañado por el “sarong”, el tradicional pareo indonesio, durante el desfile en traje de baño debido a la presión de las organizaciones islamistas conservadoras.