Sillas de auto salvaron a dos niños

NUEVA YORK — Para Ana Vera, madre de dos menores, el uso de sillas y cinturón de seguridad para niños marcó la diferencia para que sus hijos no resultaran lesionados durante un accidente de tránsito hace dos semanas.

“Mis niños estaban en sus sillas y abrochados, y cuando un auto nos golpeó por la parte de atrás, a mis hijos no le pasó nada”, dijo Vera, quien se lesionó el cuello, la espalda y la cintura y ahora tiene que llevar un collar cervical.

Vera dijo que como madre siempre le ha preocupado la seguridad de sus dos niños, de 11 y nueve años, especialmente cuando sus hijos viajan en su automóvil, ya que considera que en caso de un accidente son los más vulnerables.

Por eso sigue las regulaciones de medidas de seguridad para niños y también las recomendaciones de las autoridades.

“No me preocupan las multas, me preocupan mis hijos”, manifestó.

Y es que según las leyes del estado de Nueva York, la pena por violar la ley de cinturón de seguridad o de silla para menores es una multa de hasta $50. Si la violación la comete una persona menor de 16 años, el conductor recibe una multa máxima de $100, y hasta tres puntos en su licencia en caso de condena.

Vera, de ascendencia peruana-puertorriqueña, comentó que ha observado a muchos padres de familia en la comunidad latina que no aseguran a sus hijos con cinturones de seguridad ni los colocan en sus sillas cuando los llevan en sus carros.

“Muchos latinos que vienen de otros países no quieren usar las sillas de seguridad para sus hijos porque no están acostumbrados, pero aquí es obligación”, precisó. “Y aparte, si uno tiene un accidente no quiere que le suceda algo terrible a los niños”.

Según el Departamento de Vehículos Motorizados del Estado de Nueva York, no es ilegal que un niño vaya como pasajero en el asiento delantero de un vehículo, siempre y cuando tenga una bolsa de aire (airbag) del lado del pasajero. Sin embargo, no deja de ser peligroso.

“Lo más recomendable es los niños con sillas de seguridad viajen en el asiento trasero del vehículo”, dijo una fuente de la Policía. “Adelante es peligroso por la bolsa de aire. Ahora que los carros están saliendo con bolsas de aire a los lados, creo que van a recomendar que coloquen a los niños en el centro de la parte de atrás del auto”.

La ley del estado de Nueva York requiere que todos los niños menores de cuatro años viajen sentados en sillas de seguridad. Todos los niños hasta los ocho años deben ir sentados en sillas con sistemas de retención. Las sillas de seguridad y los sistemas de retención infantil deben estar certificados según el Estándar de la ley Federal de Seguridad para Vehículos Motorizados 213.

Aunque los conductores de taxis, sin medallón y sus pasajeros, están exentos a las leyes relacionadas a los asientos y cinturones seguridad, la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC), exhorta a sus miembros y a sus clientes que usen el cinturón.

TLC también alienta a los usuarios para que lleven sus propias sillas de seguridad y a los conductores que permitan la instalación de las mismas.

Asimismo, anota que está permitido que los niños menores de siete años puedan viajar sentados en el regazo de un adulto.

“Los taxis no están obligados a tener sillas para niños. Si la persona no tiene una silla, no hay problema, puede llevar a el bebé en sus brazos o en la falda”, comentó Juan Guillermo Duque, operador de la estación de servicio de taxis New Experience.

El uso del cinturón de seguridad tampoco es obligatorio en vehículos de emergencia, autos antiguos —anteriores a 1964— o para pasajeros en buses distintos de los autobuses escolares (donde el uso del cinturón de seguridad puede ser exigido por el distrito escolar). Los carteros rurales también están exentos, mientras que están entregando el correo.