Apelarán fallo sobre bodas gay

Sigue a El Diario NY en Facebook

NUEVA JERSEY — El gobernador Chris Christie someterá una apelación en la corte en un intento por suspender los matrimonios entre personas del mismo sexo que entrará en vigencia en octubre, tras el fallo —el viernes— de una jueza del condado Mercer.

De acuerdo a la oficina del gobernador, la petición podría ser presentada ante la corte de apelaciones en los próximos días, para empujar el caso de inmediato a la Corte Suprema del estado para una rápida resolución.

El gobernador ha dicho en repetidas ocasiones que el matrimonio entre personas del mismo sexo debería ser puesto a referéndum para que sean los residentes los que decidan y no los tribunales ni la legislatura.

El año pasado Christie vetó un proyecto de ley sobre bodas gay, aprobado por la legislatura.

Mercedes Mercado y su pareja de hace 20 años Lucía Paredes expresaron sentirse satisfechas por la decisión de la corte. “Es la oportunidad que en este estado se nos reconozca y finalmente se nos permita contraer matrimonio”.

Entre tanto activistas que apoyan el matrimonio del mismo sexo celebraron la victoria luego que la jueza de la corte superior del condado Mercer, Mary Jacobson, determinará que “las parejas del mismo sexo deben poder casarse con el fin de obtener la igualdad ante la ley en virtud de la Constitución de Nueva Jersey”.

En el pronunciamiento la jueza fijó el 21 de octubre como la fecha en que entrará en vigencia los matrimonios.

“Estuvimos esperando por esta decisión mucho tiempo y sabíamos que al final del día triunfaríamos en nuestro pedido”, dijo Mike Premo de la organización Nueva Jersey Unida para Contraer Matrimonio.

La senadora estatal Barbara Buono y candidata por el partido demócrata para las elecciones a la gobernación del próximo noviembre dijo que el fallo es un recordatorio “de que el gobernador Christie está en el lado equivocado de la historia”.

El reverendo Miguel Rivera, presidente de la Coalición Cristiana Nueva Jersey de Clérigos Latinos, CONLAMIC, afirmó que “los jueces activistas que toman en sus propias manos para decidir sobre la voluntad de la gente no está cumpliendo con el proceso constitucional que autoriza a la rama legislativa del gobierno de escribir y votar las leyes del estado”.