Los 19 efectos de un cierre de gobierno en EEUU

Retrasos en pagos a personal militar y reducción en programas de asistencia alimentaria son algunas de las consecuencias que se anticipan si la Cámara no aprueba el financiamiento
Los 19 efectos de un cierre de gobierno en EEUU
Son altas las expectativas de que la Cámara de Representantes no acepte hoy la propuesta del Senado sobre presupuesto, según anticipó el presidente del organismo John Boehner.
Foto: Archivo / AP

Un cierre de gobierno en Estados Unidos podría tener consecuencias a largo plazo en algunos sectores y efectos mínimos en otros.

En el caso del sistema de correos, su funcionamiento no se vería afectado, tampoco, los beneficios del Seguro Social y Medicare que seguirían ofreciéndose. En la otra cara de la moneda, recortes en servicios esenciales como el de asistencia WIC y el de Head Start están contemplados.

Este sábado a partir del mediodía, se espera que los republicanos en la Cámara de Representantes se reúnan para evaluar el proyecto aprobado en el Senado ayer que extendió el financiamiento fiscal hasta el 15 de noviembre.

Como parte de su evaluación, el Senado aseguró los fondos para implementar la reforma de salud. Ahora queda por ver si los representantes mantienen esa provision.

Sin embargo, son altas las expectativas de que ese organismo no acepte la propuesta del cuerpo hermano, según anticipó el presidente de la Cámara John Boehner.

A continuación un desglose del impacto de una posible clausura gubernamental a partir del martes:

Los controladores de tráfico aéreo continuarán en sus trabajos y los inspectores seguirán interviniendo con pasajeros a través de los aparatos de seguridad.

El Departamento de Estado continuará procesando aplicaciones de extranjeros para visas y solicitudes para pasaportes estadounidenses, dado que tarifas recolectadas son las que financian esos servicios. Las embajadas y los consulados continuarán atendiendo a visitantes.

Los beneficiarios del Seguro Social y Medicare recibirán sus pagos, pero podrían experimentar retrasos en el proceso de solicitud para aplicaciones por discapacidad. Los fondos por desempleo también serán enviados.

Las cortes federales operarán de manera regular por un periodo de 10 días laborables y de manera intermitente hasta mediados de octubre. Si el cierre continúa, la judicatura deberá iniciar despidos de empleados cuyas labores no se consideran esenciales. Aunque los casos en los tribunales se seguirán atendiendo.

Las entregas se realizarán como de costumbre por el Servicio Postal de Estados Unidos, ya que esa oficina opera bajo ingresos provenientes de sellos y otras tarifas.

Todos los parques nacionales tendrán que cerrar, así como los museos Smithsonian, incluyendo el National Zoo en Washington. A los visitantes que acampen en parques se les dará 48 horas para hacer ajustes alternativos y abandonar los espacios. Algunos de los centros turísticos que podrían cerrar son: la Estatua de la Libertad y Ellis Island, en Nueva York; Independence Hall, en Filadelfia; la Isla de Alcatraz cerca de San Francisco y Washington Monument.

Nuevos pacientes no serán aceptados en clínicas de investigación en los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés), pero enfermos ya admitidos continuarán recibiendo atención. Investigaciones médicas en NIH podrían ser interrumpidas y algunos estudios retrasados. El Centro para el Control de Enfermedades y Prevención se vería limitado para investigar epidemias de enfermedades.

La Administración Federal de Alimentos y Drogas (FDA, por su sigla en inglés) tendrá que suspender la mayoría de sus inspecciones de seguridad. En el caso de evaluaciones a carnes, el procedimiento no sufrirá cambios.

Un número limitado de estos programas, aproximadamente 20 de 1,600 a nivel nacional, sentirán el impacto. La Administración Federal de Menores y Familias anticipó que parte de las subvenciones expirarán el 1 de octubre y no podrán renovarse.

El programa de asistencia de nutrición WIC se quedaría inactivo. Este incentivo brinda suplementos de alimentos y referidos para servicios de salud a mujeres embarazadas y sus hijos.

Los desayunos y los almuerzos se continuarán sirviendo. El Programa de Asistencia Nutriocional Suplementaria (SNAP) no sufrirá recortes. Pero otros menos abarcadores no tendrán el dinero para su distribución.

Los estadounidenses continuarán pagando sus impuestos y llenando su declaración, aunque el Servicio de Rentas Internas (IRS, por su sigla en inglés) tendría que suspender las auditorías. El sistema de orientación a contribuyentes mediante líneas telefónicas también dejaría de existir.

Muchos de los solicitantes de préstamos con ingresos entre moderados y bajos y los compradores de viviendas que requieran ayuda gubernamental para el trámite podrían experimentar retrasos en el proceso. La Administración Federal de Vivienda, agencia que garantiza un 30 % de los préstamos para inmuebles no aprobarán el dinero en medio de un cierre. Igual ocurrirá en el caso de dueños de pequeños negocios.

La NASA continuará manteniendo a sus empleados en Mission Control en Houston y en otros lugares para darle a la Estación Espacial Internacional. El Servicio Nacional de Meteorología seguirá monitoreando las condiciones climatológigas y emitiendo alertas, al igual que el Centro Nacional de Huracanes.

La mayoría de los empleados del Departamento de Seguridad Nacional se espera que permanezcan en sus trabajos, incluyendo agentes uniformados y oficiales en la frontera y otros puertos de entrada. De igual manera, personal de la Guardia Costera y del Servicio Secreto.

El personal militar, unos 1.4 millones de efectivos, se mantendrá activo, pero los pagos por sus servicios llegarán con retrasos.

Las 116 prisiones federales permanecerán abiertas.

La mayoría de los servicios ofrecidos a través del Departamento de Veteranos no se afectarán ya que legisladores aprobaron con un año de anticipación fondos para las clínicas médicas. Sin embargo, los exmilitares con casos de apelación por la negación de beneficios por discapacidad tendrán que esperar más por la decisión de la Junta de Apelaciones de Veteranos.

Inspectores de salud y seguridad ocupacional federal suspenderán sus funciones excepto en casos de daño inminente.