Temen apatía en segunda vuelta

Nueva York — La segunda vuelta de las elecciones primarias demócratas para defensor del pueblo apenas parece despertar interés entre los votantes hispanos, que en algunos casos alegan desconocimiento de que se vayan a celebrar mañana.

La concejal Letitia James se enfrenta al senador estatal Daniel Squadron, después de que en los comicios que tuvieron lugar hace tres semanas apenas les separase algo más 2% de los votos —35.9% frente al 33.2%, respectivamente.

El hecho de que finalmente sean las únicas elecciones que requieren segunda vuelta, después de que Bill Thompson se retirase de la carrera por la alcaldía, contribuye a que entre los votantes cunda la apatía.

“Sé que hay elecciones el martes porque he visto los carteles en el supermercado, pero me es igual quien gane y no iré a votar”, dijo Manuel Cruz, mientras hacia la compra en Clinton Hill, una zona de Brooklyn encuadrada en el distrito de James y cercano al de Squadron. “Ya volveré a votar en las elecciones a alcalde”.

Fuera del área de influencia de los candidatos, la apatía es sustituida por el desconocimiento ante los comicios de mañana.

Isabel Guerrero, residente en Corona, Queens, admite directamente que ella “creía que no iba a ver más elecciones hasta noviembre” y se queja de la falta de información en la televisión y en los periódicos.

Rafael Colón, que vive en la misma zona, asegura que ni siquiera recuerda si votó por Squadron o James en la primera vuelta, por lo que tampoco irá a votar mañana.

Cabe recordar que, al no haber candidato del Partido Republicano para defensor del pueblo, quien gane en las primarias se hará directamente con el puesto en noviembre.

El defensor del pueblo sirve como conexión directa entre el gobierno municipal y el electorado y puede introducir legislación en el Concejo Municipal. El puesto es el primero en línea para suceder el alcalde en caso de que este fallezca.