Mulas británicas declaran ante un juez

Mulas británicas declaran ante un juez
La ciudadana británica Melissa Reid (i) y la irlandesa Michaella Mc Collum (c) a su llegada al penal Sarita Colonia del Callao, donde asisten a una audiencia judicial.
Foto: efe

EDITORES: Se ampliará al concluir la sesión judicial. Con video AP.

LIMA/AP — Las dos jóvenes británicas arrestadas con cocaína en agosto en el aeropuerto más importante de Perú declararon ayer ante un juez penal en una sala dentro de una cárcel.

Michaella McCollum, de 20 años, y Melissa Reid, de 19, han aceptado que incurrieron en el delito de transporte de droga por lo que solicitaron acogerse a la figura legal denominada “terminación anticipada” para evitar un juicio oral y al mismo tiempo obtener el mínimo de pena que afrontan, que va de 8 a 15 años de cárcel.

Las jóvenes fueron arrestadas el 6 de agosto en el aeropuerto internacional Jorge Chávez de Lima cuando pretendían tomar un vuelo a Madrid. La policía antidrogas les halló en conjunto 22 libras de cocaína escondidos en bolsas de mayonesa que tenían en su equipaje. Actualmente se encuentran recluidas en el penal de mujeres Virgen de Fátima del distrito limeño de Chorrillos.

Por la mañana fueron trasladadas desde Virgen de Fátima con las manos esposadas en un bus penitenciario hasta otra cárcel llamada Sarita Colonia en el distrito porteño de El Callao, donde se encuentra la sala judicial en la que son juzgadas.

La fiscalía provincial antidrogas de El Callao no está satisfecha con las declaraciones debido a que considera que las mulas británicas nunca fueron forzadas a llevar la droga contra su voluntad, como ellas manifiestan.

El fiscal Juan Rosas dijo recientemente que sólo aceptarán la “terminación anticipada” si McCollum y Reid aceptan que llevaron las sustancias prohibidas por su plena voluntad.

La figura judicial de la “terminación anticipada” evita un juicio oral luego de que la parte acusada y la fiscalía llegan a un acuerdo tras una negociación. El juez del caso entonces emite una sentencia rápida en base al acuerdo al que llegaron las partes.

Para un acusado por tráfico ilícito de drogas, acogerse a la “terminación anticipada” supone además que acceda a una reducción de un sexto de la pena que se le imponga. En el caso de aplicarse la pena mínima de 8 años, el procesado podría obtener su libertad tras cumplir 6 años con 8 meses en prisión.