A marchar por la reforma

A marchar por la reforma
Activistas de unas 50 organizaciones participarán en la manifestación.
Foto: edlpMariela Lombard

Nueva York — Este sábado en la ciudad de Nueva York se escucharán las voces de los que viven en las sombras por su estatus migratorio.

Líderes comunitarios, activistas de unas 50 organizaciones, funcionarios electos, residentes e inmigrantes indocumentados, estarán participando en la marcha “Es hora de la Reforma”, para exigir que el Congreso apruebe la reforma migratoria.

Una participante que se identificó sólo como Aracelis será una de las manifestantes que se unirá a la actividad para pedir por la legalización de miles de familias indocumentadas.

“Estaré marchando por una reforma migratoria integral”, dijo Aracelis, madre de dos niñas de ocho y nueve años. “También por la reunificación familiar porque en mi caso el padre de mis hijas fue deportado y mis niñas están sufriendo”.

“Estoy aquí de indocumentada, no quiero regresar a mi país, mis padres fallecieron. Mis hijas son mi única familia que tengo aquí”, comentó Aracelis.

El senador estatal Gustavo Rivera, representante del distrito 33 de El Bronx, hizo ayer un llamado a los neoyorquinos para se unan a la gran manifestación.

“Es importante hacer una gran demostración pública para dejarle saber al Congreso que es necesaria una reforma migratoria” dijo el senador Rivera. “Es hora que el Congreso haga su trabajo, hay que ponerle presión por la legalización de miles de familias indocumentadas”.

El senador considera que es justo que las personas indocumentadas tengan la oportunidad de convertirse en ciudadanos estadounidenses porque con su trabajo han contribuido al desarrollo de la ciudad.

“Se estima que en Nueva York hay más de medio millón de personas que no tienen documentos, estos son nuestros vecinos”, indicó el funcionario. “Son personas que trabajan en los restaurantes a los que nosotros vamos, son personas que hacen todo tipo de trabajo, sin ellos la ciudad no funciona”.

Vicente Mayorga, organizador de inmigración y derechos civiles de Make Road NY (MRNY), una de las organizaciones que movilizará unas 1,000 personas a la marcha, dijo que el objetivo principal es enviarle un mensaje fuerte al presidente del Congreso, John Boehner, para que coloque en la agenda legislativa el debate de la reforma de la ley de inmigración.

“Nuestra aspiración es que la reforma migratoria sea aprobada y permita la legalización de unos 11 millones de indocumentados en la nación”, precisó Mayorga.

La marcha “Es hora de la Reforma”, está pautada para el sábado, a las 12 p.m. Los manifestantes saldrán desde Cadman Plaza, en Brooklyn, luego cruzarán el puente de Brooklyn y llegarán hasta la alcaldía en Manhattan.

La manifestación en la Gran Manzana es el preámbulo de una protesta nacional que se realizará el 8 de octubre en Washington.

Se espera que unas 4,000 personas asistan a la concentración. En 50 estados de la unión se realizarán simultáneamente marchas.

Vea nuestro editorial en la pág. 22