Autistas son ideales para trabajar con tecnología

Las personas que padecen trastorno autista sobresalen por su perfeccionismo
Autistas son ideales para trabajar con tecnología
Las personas con autismo tienen una gran capacidad para detectar errores.
Foto: EFE

Fráncfort, Alemania.- Las empresas del sector de tecnología de la información han descubierto el enorme potencial de personas autistas, inmortalizadas por Dustin Hoffman en “Rain Man” hace 25 años.

El fabricante alemán de software para empresas SAP decidió en mayo pasado emplear en los próximos años a cientos de personas autistas para formarlas en pruebas de software y programación, y en septiembre pasado inició pruebas de selección en su central en la localidad alemana de Walldorf.

SAP ya ha seleccionado a 8 personas autistas a las que formará en los próximos meses y que comenzarán a trabajar en enero de 2014 en Alemania.

El potencial se encuentra en la capacidad de los autistas para buscar y reconocer errores porque son personas muy perfeccionistas, que les gustan los detalles y la exactitud y que pueden estar muy concentradas durante muchas horas.

Los autistas tienen habilidades lógicas y analíticas muy desarrolladas, así como diligencia y tolerancia cero a los fallos.

SAP quiere que hasta 2020 un 1 % de los 65,000 empleados de la compañía sean personas autistas. Ésta es la misma proporción de autistas en relación con la población.

La directora de Diversidad e Integración de SAP, Anka Wittenberg, dijo a EFE que comenzaron en 2011 con un proyecto similar en India, donde trabajaron con autistas y comprobaron que el autismo y la tecnología de la información congenian, especialmente en pruebas y controles de garantía de calidad.

“También nos dimos cuenta de que tiene un efecto muy positivo en nuestra cultura porque las personas autistas no entienden el sarcasmo, siempre dicen la verdad y se pueden concentrar muy bien en procesos que se repiten”, añadió Wittenberg.

Tras el éxito de la experiencia en India, SAP decidió hacer lo mismo en Irlanda en diciembre de 2012 y este año en Canadá, EEUU.

Dustin Hoffman fue el primero en acercar el mundo de los autistas a través de la gran pantalla al protagonizar la muy galardonada “Rain Man” (titulada “Cuando los hermanos se encuentran” en México y Perú) en 1988, y 10 años después lo hizo Miko Hughes en “Mercury Rising” (“Al rojo vivo”, en España) en la que también participa Bruce Willis.

El autismo son comportamientos, llamados trastornos del espectro, que afectan de manera y grado diferentes a cada persona y están caracterizados por carencias en la interacción social y en las habilidades de comunicación.

SAP trabaja con Specialisterne, una iniciativa danesa cuyo objetivo es integrar en el mercado laboral a un millón de autistas, que no están limitados intelectualmente.

Specialisterne, cuyo fundador Thorkil Sonne es padre de un niño autista, ofrece consultores en tecnología de la información que tienen un diagnóstico en el espectro del autismo o similares, ya sea autismo, Síndrome de Asperger, TDA, TDAH o Síndrome de Tourette.

Sonne fue galardonado como empresario social del año 2012 en el Foro Económico de Davos.

La empresa berlinesa Auticon es la primera en Alemania en emplear exclusivamente a autistas como consultores en el sector de tecnología de la información.

Otras empresas que también ofrecen consultores de tecnología de la información con autismo son la suiza Asperger Informatik, la holandesa Autest y la sueca Left is Right

Las personas con autismo cuentan con buenas aptitudes matemáticas, tecnológicas, musicales artísticas y excelentes habilidades de concentración.

Además, tienen competencias visuales fuertes, un talento para dedicarse a tareas repetitivas sin perder la concentración, gran capacidad para entender y recordar reglas, patrones y conceptos concretos, excelente memoria a largo plazo, adhesión a las normas y honestidad, según Specialisterne.