Cinta independiente promociona talento latino

Cinta independiente promociona talento latino
Una escena de la película "The House that Jack Built", que se ha presentado en diverso festivales y es una muestra del talento latino emergente.

Nueva York — La iniciativa ProyectoNEXT para promocionar el talento latino emergente arranco en Nueva York con la proyección de “The House that Jack Built”, película dirigida por el cubanomexicano Henry Barrial y protagonizada por el boricua E.J Bonilla.

Bajo el sello del canal HBO, símbolo de la nueva era dorada de las series de televisión, “The House that Jack Built” se presentó en una gala especial en un cine de Manhattan tras pasar por el Festival Internacional de Cine de Los Ángeles con la intención de mostrar al sector latino ese cine al que quizá no dedican tanto tiempo en la gran pantalla.

“Gastamos dinero viendo ‘blockbusters’, no vemos películas independientes. La única opción para que la gente la vea es ponerla en el cable. Si no, necesitarás alguien queriendo gastar millones de dólares distribuyéndola”, explica E.J. Bonilla, que encarna al Jack del título, un joven que intenta mantener su ideal de familia unida a través del tráfico de drogas.

El ProyectoNEXT surge como una plataforma de desarrollo de artistas y de formación a través del diálogo con los cineastas y líderes de la industria, guiando a los talentos emergentes en las reuniones de adquisición, y también ofreciendo asesoramiento profesional para el desarrollo de nuevos proyectos.

Y esta película representa ese discurso de familia que busca el proyecto.

“Es película sobre la familia, no sobre la droga”, explica un intérprete que se basó en su propio hermano para captar los gestos, las actitudes y los sentimientos de este personaje radicado en el distrito neoyorquino de El Bronx. “No lo veo como un drogadicto, sino como un hombre de negocios que se echa el mundo a sus espaldas”.

Jack busca la manera rápida de hacer dinero para construir su sueño y, para ello, acaba infringiendo la ley. Y a través de su historia transmite el sentimiento de comunidad que existe entre los boricuas establecidos en Nueva York, conocidos como los “nuyorriqueños”.

“Mi novia es de Indiana y pasa mucho tiempo aquí. Al principio estaba muy confusa y yo le tenía que decir: ‘No están gritando, están teniendo una conversación’. Eso viene de la pasión. Estamos siempre ardientes y eso viene del amor”, aseveró Bonilla.

Esa pasión se convierte en casi una obsesión del personaje principal por mantener su concepto puro de lo que es la familia.

Según el director, “el tema de la película es tratar de recapturar tu niñez. Yo pasé la década de mis 20 años pensando que la idea de ser adulto era muy seria, que consistía en buscarte la vida. Pero también que estaba perdiendo algo, posiblemente un sentimiento que tenías cuando eras más joven y tenías la familia junta”.

Para Barrial, este supone su quinto largometraje tras títulos como “Some Body” y “Pig.”

Al componer su reparto, el director no quiso caer en la confusión de tomar a la comunidad latina como un todo, sino que compuso un elenco netamente caribeño para un guión escrito por el fallecido Joseph B. Vásquez, autor del título clave del cine latino de los 90 “Hangin’ with the Homeboys”, y que no ha podido llegar a ver cómo esta historia escrita hace 20 años se convierte por fin en película.

“Con todos los latinos caribeños que hay en Estados Unidos y no existe ninguna estrella de cine caribeña. La gente me decía que contratara a Javier Bardem, pero yo quería que fuera un protagonista realmente caribeño”, protesta quien, además de Bonilla, enroló a Melissa Fumero, Leo Minaya o Flor de Liz Pérez.

Bonilla, por su parte, dice que, tras seis películas y todavía sin estabilidad laboral, su lucha es “no ser un gran actor latino, sino un gran actor”.