Acusan a tres por doble asesinato

Nueva York — Un juez de la Corte criminal en El Bronx ordenó ayer la detención, sin derecho a fianza, de los tres sospechosos arrestados en conexión con la muerte de una mujer y su sobrina la semana pasada.

Andrew Scott, de 23 años, Joshua López, de 26, y Brittney Austin, de 23, confesaron haber entrado a un apartamento del quinto piso del edificio ubicado en el 2794 de la avenida Valentine en el área de Kingsbridge, el 1 de octubre, alrededor de las 11:55 p.m., y golpeado a Ida Randolph, de 65 y a Jana Randolph, de 21, hasta que las mataron.

Según los documentos en la corte, los tres individuos llegaron al lugar juntos y subieron al apartamento. Scott y Austin ordenaron a las mujeres que les entregaran sus tarjetas de crédito y el número clave para después entregárselo a López, antes de atarlas con cinta.

Después, los tres sujetos golpearon fatalmente a Ida con un objeto en la cabeza y después apuñalaron a Jana en el cuello y el torso.

El cuerpo de las víctimas fue encontrado tres días después, el jueves 3, alrededor de las 5:45 p.m., por uno de los hijos de la mujer, quien fue a buscarla ya que no contestaba el teléfono.

La mujer mayor estaba boca arriba en una cama, tenía las piernas amarradas parcialmente; la joven estaba desnuda, en el piso de otra habitación con las manos atadas. Además, las autoridades indicaron que la víctima más joven fue agredida sexualmente. No se encontró ningún arma en la escena del crimen, según el informe policial.

Scott, quien era exnovio de Jana, había vivido en el apartamento hasta hacía poco cuando rompieron la relación. Además, las autoridades confirmaron que el acusado tiene un largo historial criminal incluyendo agresión e imprudencia temeraria.

Scott, Austin y López enfrentan cada uno dos cargos por asesinato en segundo grado y dos cargos por robo en primer grado. Scott también enfrenta un cargo de asesinato en primer grado, dos cargos por posesión criminal de un arma en cuarto grado.

El magistrado determinó que los acusados tienen que regresar al juzgado el 11 de octubre.

Al cierre de esta edición, los abogados defensores de los implicados no pudieron ser localizados.