Inspectores destruyen las armas de Assad

BEIRUT/AP — Los inspectores internacionales comenzaron la destrucción del arsenal de armas químicas de Siria y la maquinaria usada en su fabricación, apresurándose a cumplir con el plazo de nueve meses para eliminar el programa químico del presidente Bashar Assad, informó ayer un funcionario de la ONU.

La medida inicia el ambicioso programa, desencadenado por un ataque con armas químicas a mediados de agosto en el que murieron cientos de civiles en las afueras de Damasco y que derivó en un inusual consenso en las Naciones Unidas. Bajo una resolución del Consejo de Seguridad en septiembre, el primer paso es destruir la capacidad de Siria para producir armas químicas a más tardar el 1 de noviembre.

Al terminar el día, una combinación de armas y equipo de producción ya habrá sido eliminado, agregó.

“Hoy (ayer)es el primer día de la fase de destrucción y desactivación. La verificación también continuará”, dijo el funcionario de la ONU, que trabaja junto a inspectores. Habló a condición de guardar el anonimato dado que se trata de información delicada.