Muere bebé hispana arrollada

Muere bebé hispana arrollada
Los padres deben tomar medidas al cruzar las calles con un cochecito de bebé, para proteger la integridad física del infante.
Foto: Archivo

Nueva york — Una bebé hispana de solo 10 meses murió el sábado después de que ella y su madre resultaran atropelladas mientras cruzaban una carretera en Long Island, informó la Policía.

La madre, identificada por las autoridades como Yancy Arévalo, de 29 años, empujaba por la noche el carrito de su hija Britney para cruzar la Ruta 110, en la localidad de North Amityville, cuando ambas fueron alcanzadas por una camioneta.

Las dos fueron trasladadas de inmediato al hospital Good Samaritan de West Islip, pero la pequeña falleció al poco de ingresar. La madre solo sufrió heridas leves, pero fue mantenida hospitalizada en observación porque está embarazada.

El conductor de la camioneta permaneció en la escena del accidente y no se sospecha criminalidad, según la Policía. La camioneta no iba por encima del límite de velocidad y Arévalo cruzó la carretera en un tramo que no estaba señalizado por semáforos.

Otras tragedias similares han afectado directamente a familias hispanas últimamente en el área de Nueva York y Nueva Jersey.

La bebé Angelie Paredes, de ocho meses, perdió la vida el pasado julio en la localidad de West New York después de que un autobús chocara con un farola que cayó directamente sobre el carrito donde estaba la pequeña.

En este caso se determinó que el conductor estaba utilizando su celular e iba por encima del límite de velocidad cuando chocó. El padre de la niña, Jairo Paredes, inició una campaña a raíz del accidente para pedir que los que manejen siempre dejen el celular a un lado, para que no tengan tentaciones de llamar o mandar mensajes que les quite la atención sobre la carretera.

Y el año pasado, un accidente automovilístico causado en Brooklyn por un taxista sin medallón, tiró al suelo el carrito donde estaban Gustavo y Daniel Machuca, dos gemelos de ocho meses que resultaron seriamente heridos.

Los vehículos a motor son responsables de una de cada cinco muertes de menores de entre uno y 14 años en Estados Unidos, según un estudio realizado por miembros del Departamento de Salud y del de Transporte. Un cuarto de ellas ocurren a niños peatones, que tienen cinco veces más de probabilidades de morir si se ven involucrados en un accidente.