¡Son súper Águilas!

América clasifica a la Liguilla a costa de Chivas, además de llegar a 9 triunfos de local

MÉXICO, D.F.— El América adelantó el “Halloween” a las Chivas.

Una soberbia actuación de los azulcremas, bastó para eclipsar el Clásico Mexicano número 214, luego de que el Guadalajara arrastró su orgullo por el césped del Estadio Azteca, impidiendo una dolorosa derrota de 2-0.

“Nos duele muchísimo por los jugadores, porque supieron anular a América, supo desconectarlos y desdoblar, nos da coraje profesional”, indicó el técnico Juan Carlos Ortega.

Cuando el futbol no alcanza, ni las piernas y ni el corazón reaccionan, suceden tragedias como las que viven las Chivas.

Solo fueron 45 minutos de orgullo de los tapatíos, de sobrevivir como fuera, de ser tan escurridizos como se pudiera para no caer en las garras afiladas de las Águilas.

La fórmula había funcionado en la primera parte, con apuros, los rojiblancos habían logrado contener los embates del odiado rival, Luis Michel se había exigido al máximo para evitar la catástrofe, como lo hizo al sacar un tiro libre de Juan Carlos Medina que iba directo al ángulo.

Los americanistas caían en desesperación por no romper el cero, la impotencia de no hacer estallar el grito de gol entre sus seguidores ya era notoria.

Sin embargo, fue en el complemento cuando la diferencia numérica de 20 puntos entre un equipo y otro se hizo presente.

El duelo se abrió y ambas escuadras se fueron al ataque, aunque las Chivas llevaron la de perder por la intensidad azulcrema, misma que se terminó imponiendo.

Como un gran orquestador, Sambueza desbordó por carril izquierdo y mandó un centro preciso para que Raúl Jiménez rematara de cabeza prácticamente en las narices de Michel para disparar el vuelo del campeón al 69′, mientras el gol era coreado por la más de 90 mil almas presentes en el Azteca.

El desfonde fue total en la parte baja rojiblanca, pues la moral que habían tratado de resarcir, se había quebrantado en un abrir y cerrar de ojos; los americanistas no se tentaron el corazón y se lanzaron a dar la puntilla al aterrorizado rival.

En el 72′, Jiménez se internó al área rival y mandó una diagonal retrasada para Luis Gabriel Rey quien, con todo y marca, logró conectar y anotar para terminar de cristalizar la pesadilla del Guadalajara .

Una vez más las Chivas apelaron al orgullo para intentar salir del mal paso, pero un atinado Moisés Muñoz se encargó de mantener intacto su arco; mientras, los gritos de “campeón, campeón”, retumbaban en el Coloso de Santa Úrsula.

La gloria fue para el América, que venció a las Chivas y se llevó su segundo Clásico en la campaña, dejando claro que van por Cruz Azul en la siguiente fecha, para intentar repetir la hazaña del certamen anterior de ganar los 3 partidos de orgullo; pero antes de los celestes, es momento de que los azulcremas cobren apuestas.

Con el triunfo, América igualó su mejor racha de victorias seguidas en el Azteca al llegar a 9, situación que no lograba desde hace 31 años.

“Hay varios récords que se pueden conseguirlos y vamos a buscarlos, pero no nos servirán de nada si no llegamos a la final y lo volvemos a coronar”, indicó Miguel Herrera.