Tragedia en carretera peruana

EDITORES: Ccarhuaranra es correcto. AMPLIA con detalles y declaraciones

LIMA/AP — Un total de 19 personas murieron, entre ellas dos niñas, y 18 más resultaron heridas ayer cuando el autobús en que viajaban se despeñó en una zona remota de los Andes del Sureste, informó la policía.

El accidente ocurrió a las 4:20 a.m. hora local a la altura de la comunidad campesina de Ccarhuaranra, en el distrito de Acoria, región Huancavelica, a 246 kilómetros al sureste de Lima, dijo por teléfono el coronel Julio Prado, jefe regional de la policía.

Añadió que entre los fallecidos había dos niñas, pero una tercera niña “de unos tres años sobrevivió ilesa y estaba caminando entre los heridos y muertos cuando se inició el rescate”.

Prado dijo que desconocía las razones del accidente del autobús de transportes Antezana, “porque la pista es ancha en la zona”. De los muertos —nueve hombres y 10 mujeres— ya se tenían identificados a 11.

Según uno de los pasajeros sobrevivientes, Gregorio Núñez, quien conversó con la radio RPP de Lima, el vehículo accidentado se trasladaba a excesiva velocidad.

La vigilancia estatal del transporte carretero en Perú es históricamente mala, lo que ha contribuido a la alta incidencia de accidentes en los que mueren principalmente peruanos pobres y funcionarios de zonas alejadas, que se ven obligados a trasladarse en autobuses, que son el único medio que conecta comunidades remotas con las grandes ciudades del país.

Entre septiembre de 2008 y el mismo mes de 2012, han muerto unas 5,435 personas y otras 13,520 resultaron heridas en accidentes carreteros.

Los datos, preparados por la Fiscalía de la Nación, añaden que las principales causas de los accidentes son la imprudencia de los choferes, la excesiva velocidad, la ingesta de alcohol o el cansancio de los conductores, quienes se quedan dormidos al volante.

?>