Justicia austriaca exculpa a policía

Justicia austriaca exculpa a policía
El antiguo subdirector de investigación policial de Guatemala Javier Figueroa (c) celebra su veredicto no culpable del cargo de complicidad en el asesinato de siete reos en su país. El hombre fue dejado ayer en libertad.
Foto: efe

Viena — Javier Figueroa, antiguo subdirector de investigación Policial de Guatemala, fue puesto ayer en libertad después de que un jurado popular austríaco lo declarara no culpable de los cargos de colaboración en el asesinato de siete presos en el año 2006.

Seis de los ocho miembros del jurado consideraron que Figueroa, de 42 años, no tuvo responsabilidad en esas muertes, ocurridas durante la operación para retomar el control de la penitenciaria de Pavón en septiembre de 2006.

Al oír el veredicto, el antiguo mando policial rompió en lágrimas y acudió a abrazarse con sus familiares, según explicó un portavoz de la Audiencia Provincial de Ried im Innkries, donde se ha celebrado el juicio.

Aunque la Fiscalía aún puede solicitar la nulidad del proceso y pedir que el caso sea elevado al Tribunal Supremo, Figueroa, detenido en 2011, pudo ya acudir a su casa.

Ya antes del veredicto, el letrado de Figueroa, Benno Wageneder, había expresado su optimismo sobre el desenlace del proceso.

“A Figueroa se le acusa de ser miembro de una organización criminal con sede en el Ministerio del Interior. También de ser el jefe de un escuadrón de la muerte. Y sobre eso no hay ninguna prueba”, argumentó el abogado.

Mientras, la Fiscalía ha insistido en la participación del acusado en los asesinatos de Pavón, usando en gran parte los datos y testigos aportados por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

El testigo estrella de la defensa fue Óscar Berger, presidente del país cuando se produjeron los sucesos de Pavón.

Berger negó ante el tribunal que durante su mandato actuara una organización secreta parapolicial dedicada a eliminar a presos, tal y como denuncia la Cicig.

El antiguo mandatario explicó que durante el asalto a Pavón los reos presentaron resistencia y se produjo un tiroteo en el que, dijo, “lamentablemente hubo muertos”.

En ese sentido, la defensa de Figueroa presentó durante el juicio dos vídeos grabados durante el incidente en los que se ven destellos de luz que un perito identificó como disparos.

Este juicio no es más que un paso “en la acusación contra Vielmann y Sperissen”, aseguró el letrado defensor.