Breves de Xxxxx

Nueva York/EFE — Un juez estatal anuló ayer una ley que prohíbe fumar en los parques y playas públicas del estado de Nueva York, en respuesta a una demanda presentada hace unos meses por un grupo de defensa de los derechos de los fumadores.

El magistrado George Ceresia, de la Corte Suprema estatal, dijo en su fallo que la Oficina de Parques, Recreación y Preservación Histórica del estado se excedió en sus competencias al aprobar esa normativa en febrero pasado.

El grupo CLASH, que aboga por los derechos de los fumadores desde el año 2000, celebró la decisión del juez, después de que en abril pasado presentaran una demanda contra esa ley alegando que era “inconstitucional” y viola la doctrina de separación de poderes.

“Un título del gobierno no te da licencia para tener un poder desmesurado. Celebramos que se hayan reivindicado los derechos individuales”, dijo tras conocer el fallo uno de los abogados demandantes, Edward Paltzik.

La Oficina de Parques del estado aprobó en febrero pasado la normativa que prohíbe fumar en parques públicos, piscinas, playas y lugares históricos de Nueva York pese a que la Asamblea Legislativa no tomó un decisión.

Nueva York/EDLP — Mientras el cierre del gobierno federal continua, la administración del Gobernador Andrew Cuomo reveló que están trabajando en un acuerdo para volver a abrir la Estatua de la Libertad. Por el momento intentan descifrar cuanto costaría esta acción.

Los cinco condados que componen la ciudad de Nueva York cuentan con 33 lugares bajo la jurisdicción de la Administración Federal de Parques, incluyendo la Estatua de la Libertad y Ellis Island.

En Washington se debatía ayer una propuesta para aumentar el límite de la deuda nacional lo que posiblemente permitiría que varios empleados federales pudieran retornar a sus puestos. Si en Congreso no aumenta el límte de la deuda para el 17 de octubre, por primera vez en la historia el país no podría pagar su deuda.

Bronx/EDLP – El abogado de uno de los autores de un asalto que acabó con la muerte de un bodeguero por disparos policiales pidió que le retiraran los cargos de homicidio a su cliente, y acusó a la uniformada de negligencia.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 7 de septiembre de 2012, cuando Ernesto Delgado, de 29 años, Orlando Ramos, 32, y Christopher Dorsey, 18, entraron armados y enmascarados en la bodega Aneurys, en el 1299 de la Avenida Franklin de El Bronx.

La policía rodeó el local, y mientras los ladrones intentaban escapar buscando una salida trasera, los bodegueros aprovecharon para huir. Reynaldo Cuevas, 20, quien salió sin levantar las manos y tropezó con el policía Ramysh Bangali, fue disparado mortalmente. El confuso incidente fue calificado de disparo accidental. Aunque ninguno de los asaltantes participó en el tiroteo, los tres fueron acusados de homicidio preterintencional (“felony murder”).