Neymar sí jugará ante Corea

Neymar sí jugará ante Corea
Neymar (centro) se recuperó de una molestia en la cadera y liderará hoy la delantera brasileña ante Corea.
Foto: efe

Redacción central/EFE — Brasil, con Neymar confirmado tras el golpe que le impidió entrenarse con sus compañeros la víspera, alineará tres delanteros en su visita a Corea del Sur, en un amistoso que servirá a las dos selecciones para prepararse para el Mundial de 2014 en territorio brasileño.

El jugador del Barcelona se recuperó rápidamente de los dolores en la cadera que le habían obligado a abandonar una práctica el jueves y confirmó personalmente que jugará como titular frente a Corea, uno de los equipos que ya garantizó cupo para el Mundial de Brasil 2014.

Su recuperación permitirá que el seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, utilice un trío de delanteros integrado por Neymar, Hulk y Jô, con el que Brasil presionará desde el primer minuto e intentará confirmar el buen momento que vive desde que conquistó la Copa Confederaciones en junio pasado.

Hulk, que no disputó los últimos amistosos por lesión, recuperó el lugar que le había arrebatado temporalmente el volante Ramires, uno de los que tiene su convocatoria para el Mundial prácticamente garantizada.

“En principio comenzaré con la base del mismo equipo con el que disputamos la Copa Confederaciones y después haré los cambios que considere necesarios”, afirmó el seleccionador al admitir que probará algunos jugadores que aún tienen posibilidad de ser convocados para el Mundial.

Pese al deseo del técnico de usar el equipo de la Confederaciones, tendrá que utilizar piezas de reposición para sustituir a los lesionados: el portero Julio César, el delantero Fred y el zaguero y capitán Thiago Silva.

Sus lugares serán ocupados por el portero Jefferson, el goleador Jô y el defensa Dante.

Tras el partido con Corea, Brasil viaja a Pekín, en donde el martes se medirá en otro amistoso a Zambia.

Scolari se quejó de la programación de amistosos de la selección brasileña que obliga al equipo a viajar hasta Asia y desperdiciar tiempo que podría aprovechar para entrenamientos.

Según el entrenador, Brasil jugará el Mundial en casa pero está disputando amistosos en países lejanos y con un complicado huso horario, lo que afecta el desempeño de los jugadores y disminuye la posibilidad de entrenamientos.

“Sufriremos un perjuicio por el viaje ya que será difícil mantener el mismo ritmo que en la Confederaciones. En el entrenamiento del jueves teníamos algunos jugadores sin coordinación”, dijo en una crítica a los criterios económicos y no técnicos usados por la firma responsable por los amistosos.

Corea del Sur, pese a la confianza alcanzada por la clasificación al Mundial de 2014 y por el fútbol que mostró al llegar a semifinales en el Mundial de 2002, tendrá que superar la crisis provocada por los resultados decepcionantes en los últimos partidos y que provocaron la sustitución del técnico, con la llegada en junio pasado de Hong Myung-Bo.

El técnico surcoreano considera que, pese a las diferencias técnicas entre el fútbol suramericano y el asiático, Corea del Sur tiene condiciones de vencer a Brasil en casa.

“No podemos darles espacios. La lucha por el control en el medio de la cancha es importante. Eso significa que atacantes y centrocampistas necesitarán ayudar en la marcar. No dejaremos que Brasil toque el balón con facilitar. Podemos aprender mucho, pero también mostrar nuestras habilidades”, agregó al dejar clara su estrategia.