Ahorra en tus recetas médicas

Hoy día, el costo de las medicinas por receta no sólo preocupa a las personas sin seguro médico, sino también a quienes cuentan con él, ya que están desembolsando mayores copagos por sus medicamentos. Para ahorrar en la farmacia, ten en cuenta estos cuatro consejos básicos y así tus gastos no causarán estragos en tu billetera:

? Trata de adquirir siempre medicinas genéricas. Los copagos por ellas son más bajos que los de firmas farmacéuticas conocidas. Según National Association of Chain Drug Stores, un medicamento genérico cuesta como promedio $30, mientras que uno de marca conocida cuesta un 70% o más.

? Busca vías de pagar menos. Muchas compañías de seguro médico tienen acuerdos con farmacias que envían los pedidos por correo. Eso permite a los pacientes obtener tres entregas del medicamento o más, con un descuento o un menor copago.

? Convierte al médico y al farmacéutico en tus aliados. Nadie mejor que tu doctor para buscar las terapias y medicamentos alternativos que más le convengan a tu salud… ¡y a tu bolsillo! Por su parte, el farmacéutico está al día sobre los precios y puede indicarte si una medicina más barata logra el mismo efecto que la que te prescribieron.

? Averigua si en verdad necesitas la medicina. Consúltale al doctor si es estrictamente necesario que sigas tomando una medicina que te recetó en la consulta anterior. Tal vez te diga que no y puedas ahorrarte lo que cuesta.

? Pídele a tu médico muestras gratuitas del medicamento que te va a recetar.

? Averigua, por Internet, el precio del mismo medicamento en varias farmacias.