Violencia cobra la vida a 11 mujeres

Violencia cobra la vida a 11 mujeres
Policías realizan el levantamiento del cuerpo desmembrado de una mujer en las afueras de Ciudad de Guatemala.
Foto: efe

Guatemala/EFE — La ola de violencia que azota a Guatemala se ha cobrado la vida de 11 mujeres en diferentes hechos de violencia durante las últimas 24 horas, según reportaron ayer fuentes oficiales.

Los informes de la Policía Nacional Civil (PNC) reportan la muerte de 10 mujeres en tres diferentes ataques armados en zonas del suroeste y centro del país, así como el hallazgo del cadáver de una anciana que se encontraba desaparecida.

En la mañana del sábado, cuatro mujeres (la madre y sus tres hijas), fueron asesinadas en el interior de su residencia en la aldea Aguamecate del municipio de San Pedro Pinula, del departamento de Jalapa.

Un portavoz de la PNC dijo a los periodistas que hombres armados “con pistolas y machetes” ingresaron en la residencia de las mujeres y las mataron mientras dormían.

Las víctimas fueron identificadas como Carmelina Hernández, de 59 años, y sus hijas Ángela Pérez Hernández, de 35; Dora Agustín Hernández, de 27 y Rita Hernández, de 20.

Horas después, en una carretera de la aldea Chiramay del municipio de Quezaltepeque, del departamento de Chiquimula, a unos 175 kilómetros al sureste de la capital, desconocidos atacaron a tiros a tres mujeres.

Las víctimas fueron identificadas como las hermanas María Magdalena Ramírez, de 25 años, y Maria Concepción Ramirez, de 47; y la hija de esta última, Leydi María Román, de 12.

En otro ataque a tiros perpetrado por supuestos sicarios, dos mujeres de 18 y 20 años, fueron asesinadas en la comunidad de Santa Elena Barillas, a unos 17 kilómetros al sureste de la capital.

Por aparte, la adolescente Raiza Yuritza Monterroso, de 16 años, fue muerta a tiros por desconocidos en la población de Colomba Costa Cuca, del departamento de Quetzaltenango.

Mientras que los cuerpos de socorro hallaron el cadáver de Matea Gómez Zacarías, de 58 años, en las orillas de un río en las afueras de la ciudad de Quiché, a unos 200 kilómetros al norte de la capital.

Según el reporte de las autoridades, la víctima, quien se encontraba desaparecida desde hace cinco días, presentaba señales de violencia.

Una portavoz del Ministerio guatemalteco del Interior dijo que, aunque se desconocen los móviles de las matanzas, así como si estas tienen relación entre sí, se presume que las mismas pueden tratarse de “venganzas”.

Según cifras oficiales, en lo que va de este año han sido asesinadas en Guatemala unas 600 mujeres.