Booker y Lonegan por el escaño senatorial

Booker y Lonegan por el escaño senatorial
Newark Mayor Corey Booker speaks to the media about NYPD surveillance activities in Newark before a ceremony at City Hall in Newark, N.J., Thursday, Feb. 23, 2012. Booker said he was offended by the NYPD's secret surveillance of his city's Muslims. (AP Photo/Seth Wenig)
Foto: authors

NUEVA JERSEY — Cory Booker, por el ala demócrata, se enfrenta en elección especial para la silla senatorial al republicano Steve Lonegan, en una contienda caracterizada por una agenda extremadamente opuesta que incluye la reforma inmigratoria y el plan de salud.

Posiciones opuestas que abarcan además el derecho al aborto y un incremento al salario mínimo. Así como aumentar el control de armas y legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, puntos que Booker promueve y a los que Lonegan se opone categóricamente.

“Estoy a favor de que se posponga el plan de cuidado de salud por un año”, dijo Lonegan argumentando que “su implementación lo único que causaría sería un caos en el país”.

Entre tanto, Booker destacó la urgencia de “enviar gente a Washington para trabajar unidos y no a personas que se opongan por ideologías extremistas a planes tan necesarios como el Obamacare”.

Expertos aseguran que en la elección especial de mañana, no solo estará marcada por una baja asistencia a las urnas, sino además, que se espera que el candidato demócrata ganará cómodamente la silla del senado que quedó vacante tras la muerte, en junio, de su titular Frank Lautenberg.

“Booker va a ganar”, dijo el analista político Wilfredo Caraballo, explicando que “las posibilidades de que Lonegan pueda ganar son remotas, pese a tener un republicano como gobernador”. La última vez que en Nueva Jersey se eligió un senador republicano fue en 1972.

Sobre la reforma inmigratoria Booker, que cumple su segundo mandato como alcalde de Newark —ciudad que fue declarada santuario para proteger a los indocumentados—, aseguró que “existe la necesidad de legalizar a las personas indocumentadas”.

Lonegan se opone a la reforma y se declaró a favor de volver al sistema antiguo. “Los inmigrantes deben ser patrocinados por alguien para que no se conviertan en una carga para los contribuyentes”.

No solo expertos dan como favorito a Booker. La última encuesta dada a conocer a mediados de semana por la Universidad Quinnipiac, le otorga al demócrata una ventaja de 12%.

Booker precisó que su experiencia dirigiendo durante siete años la ciudad más grande del estado, lo avala para tener un buen desempeño en el Senado. “Soy minoría, la voz de los latinos es importante que esté representada”.

Entre tanto Lonegan, que fue alcalde de Bogota (1995-2007) es descrito como un activista ultra conservador con fuertes lazos al American for Prosperity, un grupo que aboga por un gobierno limitado y la expansión de libertades personales.

En 2006, Lonegan buscó un referéndum público para hacer del inglés el idioma oficial de Bogota, tras un fallido intento de remover una valla publicitaria escrita en español de un restaurante McDonalds.

Frank Argote-Freyre, director de la Red de Acción Latina, catalogó a Lonegan como “un candidato cavernícola y muy peligroso para la comunidad latina”. Sobre Booker, dijo que el único temor que existe entre los latinos “es su proximidad con el gobernador Chris Christie, cuya administración ha cortado programas vitales para la comunidad”.

En las arcas de la campaña también existe una gran disparidad, ya que Lonegan ha gastado $1.36 millón, mientras que Booker ha desembolsado $11.5 millones.

El ganador asumirá la posición de senador de forma inmediata y deberá enfrentarse a una nueva contienda en 2014 para el término completo de seis años.