Entra a operar la Policía Militar

Oficiales hondureños frenarán la delincuencia común y el crimen organizado
Entra a operar la Policía Militar
Miembros de la Policía Militar requisan a un hombre, en la colonia La Pradera de Tegucigalpa.
Foto: EFE

Tegucigalpa/EFE — La recién creada Policía Militar de Orden Público comenzó ayer operaciones en Honduras para frenar la delincuencia común y el crimen organizado, informó el ministro de Defensa, Marlon Pascua.

El funcionario indicó a periodistas que los primeros efectivos de la Policía Militar salieron a cumplir su misión en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes del país que registran altos índices de violencia.

En Tegucigalpa, los policías militares, provistos de armas automáticas y con el rostro cubierto, llegaron por sorpresa al barrio marginal Flor del Campo, donde, según denuncias de lugareños, operan pandilleros que tienen atemorizado al vecindario.

Uno de los jefes del grupo de policías militares dijo a la prensa que permanecerán en ese sitio durante varios días y pidió a los pobladores que denuncien a los delincuentes que operan en la zona.

Agregó que las acciones las coordinarán con la población y que una vez saneada la zona de delincuentes, la Policía Nacional y los vecinos coordinarán las acciones de seguridad en el barrio.

En San Pedro Sula, la nueva fuerza apareció en una zona comercial y prestando seguridad a los autobuses del transporte público.

Pascua indicó que la Policía Militar, que depende de la Secretaría (ministerio) de Defensa, extenderá progresivamente su labor a otras ciudades de Honduras.

El ministro señaló que unos 2,000 militares que desde el año pasado participan en una operación de seguridad en coordinación con la Policía Nacional, continuarán en las calles de Tegucigalpa y San Pedro Sula.