Jóvenes al mando de los asuntos comunitarios

Jóvenes al mando de los asuntos comunitarios
Rafael González continúa colaborando en Bronx Helpers como adolescente guía.

Nueva York — Preocupado por varios accidentes provocados por el exceso de velocidad en la calle 172, entre Gran Concourse y la Avenida Jerome, Rafael González, de entonces 10 años, se embarcó en una campaña que demandaba al Departamento de Transporte (DOT) su intervención inmediata.

En 2009, González; de ascendencia ecuatoriana, y otros adolescentes integrantes del programa Bronx Helpers o Ayudantes de El Bronx, unieron esfuerzos por la seguridad de los peatones y colectaron unas mil firmas que acompañaban una carta al DOT, la cual solicitaba establecer una zona lenta en el área.

Tocando puertas, recorriendo las calles y visitando las tiendas de Mount Eden, el grupo de jóvenes de entre 10 y 17 años logró involucrar a la comunidad y a la Junta Comunal 4 en su lucha, consiguiendo que DOT aprobara reducir el límite de velocidad de 30 millas por hora a 20 millas por hora.

“Aunque era pequeño mi corazón tenía unas tremendas ganas de mejorar el vecindario que ha sido mi hogar toda la vida”, expresó González.

Rafael continúa colaborando en Bronx Helpers como “adolescente guía”, compartiendo su experiencia con un grupo de niños de entre 10 y 12 años.

“Tengo la oportunidad de desarrollar habilidades de liderazgo y como organizador comunitario. Estoy convencido de que ayudar me dará un acceso más fácil a la universidad”, apuntó.

Jennifer Classon, directora de Bronx Helpers, un programa gratuito de New Settlement Apartments, enfatizó que la meta es animar a niños y adolescentes de Mount Eden a analizar los problemas de su comunidad, encaminándolos a crear estrategias para su solución y ejecutar campañas que involucre a los residentes.

“Los chicos expresan sus preocupaciones y plantean propuestas para lograr las mejoras que necesita el vecindario”, dijo Classon. “Los adultos tenemos poca participación. El programa busca que los muchachos toman el control y la responsabilidad de sus acciones”.

El programa, enfocado en estudiantes de secundaria y superior, también ofrece ayuda con tareas, proyectos de arte, talleres de liderazgo y empleos de medio tiempo para los adolescentes que califiquen.

La dominicana María de los Santos, de 12 años, se integró a Bronx Helpers en meses recientes con la propuesta de un vecindario limpio y con conciencia ecológica.

“Me uní al programa porque me molesta ver basura acumulada en las calles”, indicó. “Las autoridades sanitarias y los vecinos deben colaborar para que los niños tengamos parques y aceras dignas”.

El profesor Matthew Vargas, quien de adolescente participó en campañas de Bronx Helpers, destacó que una de las mayores preocupaciones de los jóvenes es combatir el acoso escolar.

“Los chicos están planteando formas innovadoras de frenar el acoso en sus escuelas. No buscan castigar al acosador, sino ayudarlo a enmendar su conducta”, dijo Vargas, quien colabora en la organización desde hace dos años. “A su corta edad son excelentes maestros”.

Anyela Duarte, organizadora, explicó que Bronx Helpers, que también beneficia a jóvenes de vecindarios cercanos a Mount Eden, cuenta con 63 participantes, pero la organización busca atraer nuevos aspirantes.

Alrededor de la web