Silicon Valley es el ‘Disney de los innovadores’

Silicon Valley es el ‘Disney  de los innovadores’
Michael O'Rourke, presidente ejecutivo de Okkralabs, quien explicó los alcances obtenidos por su empresa dedicada al desarrollo de tecnología avanzada y quien vio su sueño cumplido tras establecerla en Silicon Valley.
Foto: efe

Miami/EFE — El presidente ejecutivo de Okkralabs, empresa dedicada al desarrollo de tecnología avanzada, vio su sueño cumplido tras establecer su compañía en Silicon Valley, el “Disney World para innovadores y tecnólogos”, según señaló.

“Desde antes de graduarme en INTEC (Instituto Tecnológico de Santo Domingo) mi sueño era establecer una compañía en Silicon Valley, quería estar aquí”, indicó MichaelO’Rourke durante una entrevista, en alusión al área de San Francisco famosa por concentrar las mayores corporaciones tecnólogicas y empresas en formación (‘star-ups’).

El experto en tecnología, que emigró hace más de dos décadas de República Dominicana, señaló que seis meses después de establecerse en la zona pudo formar a su alrededor un ecosistema de personas brillantes e innovadoras.

“En el primer año iniciamos una segunda compañía, que es una ‘start-up’ de productos de software para consumidor, y al segundo año iniciamos otra compañía enfocada a un producto de software para empresas muy grandes”, relató O’Rourke.

Mientras trabajaba en sus proyectos personales, O’Rourke desarrolló su carrera en la empresa Verizon, donde ejerció como director ejecutivo responsable para el área Mundial de Tecnología de la Información.

“En Verizon trabajé 20 años, donde tuve a mi cargo la gerencia General de Verizon Negocios TI Argentina, y fui también responsable de las operaciones en la India, con más de 5,000 empleados bajo mi responsabilidad”, indicó.

El fundador de Okkralabs se ha destacado entre sus colegas de profesión por su experiencia dentro de la industria de las telecomunicaciones y tecnologías de la información, así como en las áreas de desarrollo de software y externalización de servicios.

Sobre el epicentro mundial de la tecnología y la innovación señaló que “es un ecosistema que evoluciona constantemente. Hay varios componentes en el ADN de la zona que son muy importantes”.

“A menos que no estés por acá es difícil de explicar, porque hay que verlo para creerlo”, confesó.

Entre lo que define como “componentes en el ADN” de Sillicon Valley, O’Rourke enumera a personas brillantes, universidades y académicos excelentes, mucho capital de inversión contínuo, una generación de ideas constantes y la ausencia de miedo al fracaso.

“Esto último es crítico, y para mí es el ingrediente mágico de la zona. Yo aprendí muy rápido acá que no existen ideas malas ni tontas, y que el modelo mental hay que cambiarlo de inmediato para formar parte y tener una voz en la zona”, aseguró.

Agrega que otra de las características especiales del lugar es que todo el mundo colabora y la mayor parte de los emprendedores hablan de sus ideas en público.

“Aquí no hay temor a que alguien te robe la idea. Lo increíble es que tu puedes encontrar tu próximo socio en un McDonald’s o en el gimnasio. En cualquier Starbucks, Peets Coffee, parque o restaurant, se pueden ver a gente trabajando en sus proyectos personales y ‘start-ups'”, resaltó.