Gerente general de los Yankees cambia la actitud con A-Rod

Brian Cashman aceptó en entrevista que el toletero es 'irremplazable', aunque el jugador ahora ha demandado a la organización de las Ligas Mayores, y su regreso al campo podría demorar aún más

Gerente general de los Yankees cambia la actitud con A-Rod
Cashman elogío a Rodríguez, aunque éste se encuentra en castigo de 211 partidos impuesto por el comisionado Selig
Foto: AP

Tras la celebración del descubrimiento de este pequeño territorio llamado América, por el navegante Cristóbal Colón en 1492, el gerente general de los Yankees ‘descubrió’ que Alex Rodríguez es irreemplazable. Es decir: difícil de sustituir.

Brian Cashman hizo sus comentarios durante un programa radial de ESPN, y enseguida se regó como pólvora por todas partes. ”El es irreemplazable”, dijo el funcionario del equipo de El Bronx, tras su comparecencia en dicho espacio del comentarista Ian O’Connor.

De estas expresiones se desprende que aunque la organización Yankees piensan reducir su nómina con el impuesto de lujo por $189 millones, Rodríguez volvería al campo con el más alto pago del club: $25 millones en el 2014.

Rodríguez, también conocido por A-Rod, desde que llegó a las Grandes Ligas como primer escogido en el ‘draft’ por los Marineros de Seattle en 1993, jugando con esta novena hasta el 1995, cuando fue negociado a Ranger de Texas, no ha parado de romper récords que parecían intocables.

Al ser firmado por los Yankees, el jugador, de padres dominicanos, traspasó la barrera de los salarios más altos y logró firmar por $245 millones, para luego con los mismos Bombarderos de El Bronx conseguir otro acuerdo de 10 temporadas y $275 millones, una marca de todos los tiempos en pagos para un atleta en este país.

Sin embargo, en el terreno de juego es que A-Rod ha asombrado hasta a los incrédulos. Se convirtío en el jugador más joven del béisbol de las mayores en lograr 500 o más jonrones, rompiendo una marca lograda por Jimmie Foxx en 1939.

Pero aquí no para la cosa: A-rod además ha ligado 600 o más vuelacercas, para sobrepasar a Babe Ruth. También con sus 14 años remolcando 100 o más carreras, es el rey único entre los empujadores de todos los tiempos en el ‘big show’. Sus números en la actualidad llegan a las nubes: .299 en promedio ofensivo, 654 jonrones, 1,969 carreras empujadas, 2,939 hits, 322 bases robadas y 1,919 carreras anotadas. Además el 20 de septiembre de este año, Rodríguez disparó su jonrón 24 con las bases llenas, para romper la hazaña de más ‘grand slams’ en las Grandes Ligas, impuesta por Lou Gehrig.

Rodríguez asombró al mundo al declarar en febrero del 2009, que se había dopado durante el 2001 al 2003, tras haberlo negado anteriormente. Durante estos años, la MLB no había puesto en vigor la regla antidopaje.

A-Rod actualmente enfrenta a la oficina del comisionado de béisbol de las Grandes Ligas, Bud Selig, por supuesto uso de esteroides y obstrucción a las investigaciones de la clínica Biogénesis de Miami, por lo que fue sancionado por 211 juegos. Enseguida el jugador, de 38 años de edad, apeló la sanción.

Considerado como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Rodríguez demandó a las Ligas Mayores de Beisbol (MLB), por lo que su caso podría ser extendido más allá de lo estimado. Luego de comparecer ante un árbitro independiente, se esperaba el primer pronunciamiento esta misma semana.

Quizás Cashman, para reconocer la clase de jugador de Rodríguez ha considerado todas estas hazañas impuestas por este pelotero, quien con sus 609 jonrones disparados de por vida hizo polvo el record que poseía el dominicano Sammy Sosa, para ser el latino con más vuelacercas en la historia.

Entre otras cosas, Cashman también se refirió en el el mismo programa del actual contrato de su manager, Joe Grirardi, quien firmó por cuatro años y $16 millones. Pero “perdió el aliento” por la exigencia del segunda base Robinson Canó, de un nuevo trato por 10 años y más de $300 millones.