Van 300 réplicas tras terremoto en Filipinas

El movimiento telúrico dejó al menos 93 muertos y 200 heridos, además de severos daños materiales.
Van 300 réplicas tras terremoto en Filipinas
Los ciudadanos prefieren permanecer en las calles.
Foto: AP

Filipinas.- Casi 300 réplicas se han registrado en la isla filipina de Bohol tras el terremoto de 7.2 grados en la escala de Richter que sacudió este martes la región de Visayas Centrales, dejando hasta ahora 93 muertos, unos 200 heridos y más de 440 mil familias afectadas.

El director del Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs), Renato Solidum, precisó que de las 289 réplicas, siete fueron sentidas y fueron mayores a una magnitud de 4.8 grados Richter, además éstas pueden continuar durante varios días.

En declaraciones a la agencia filipina de noticias PNA, Solidum destacó que el terremoto de 7.2 grados, liberó una energía comparable con “32 bombas atómicas” similares a la lanzada por Estados Unidos contra la ciudad japonesa de Hiroshima al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

La isla filipina de Bohol, situada en la región de Visayas Centrales, fue sacudida la mañana de este martes por un sismo que dejó al menos 93 muertos, con epicentro en esa misma isla a 21 millas de profundidad, sin generar riesgos de tsunami.

Solidum indicó que el terremoto de este martes fue el más fuerte en Visayas y Mindanao desde 1990, cuando un sismo de 6.8 grados Richter sacudió la ciudad de Tagbilaran, capital de Bohol.

Debido a las numerosas réplicas, miles de ciudadanos en las zonas afectadas evitan entrar en edificios y prefieren permanecer en la calle, según el director de la Policía de la región de Visayas Central, el superintendente Danilo Constantino.

El sismo ha originado varios deslizamientos de tierra y ha causado importantes daños en las infraestructuras de la zona, tanto en hospitales, como en carreteras, puentes, edificios oficiales y en varios monumentos.

Al menos 14 puentes han sufrido daños considerables, así com 10 iglesias históricas, entre ellas la Basílica Menor del Santo Niño, en Cebú, considerada como el monumento más antiguo de la Iglesia católica apostólica romana del país y que data del siglo XVI.

En Bohol, algunas de las turísticas “Colinas de chocolate”, como se las conoce por el color de la tierra, también sucumbieron debido al movimiento telúrico.

El Ejército filipino realiza las tareas de búsqueda y asistencia a los damnificados, con dos helicópteros militares dedicados a transportar heridos de las zonas más aisladas a los hospitales.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, confirmó en una rueda de prensa que el miércoles visitará la zona afectada, mientras la ministra de Bienestar Social y Desarrollo, Dinky Soliman, anunció un fondo de 90 millones de pesos filipinos (dos millones de dólares).

Filipinas se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos siete mil temblores al año, la mayoría moderados.