Obama “firmará de inmediato” proyecto para reabrir gobierno

"Una vez que el acuerdo llegue a mi escritorio, lo firmaré de inmediato. Abriremos el Gobierno inmediatamente", dijo el presidente luego del voto del Senado a favor de una medida a esos fines

Obama “firmará de inmediato” proyecto para reabrir gobierno
Obama dijo que el Gobierno tiene que trabajar para recobrar la confianza del pueblo estadounidense.
Foto: AP / Pablo Martínez Monsivais

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anticipó que está listo para estampar su firma en la legislación que dispone la reapertura del Gobierno y el aumento en el tope de la deuda si finalmente la medida es aprobada en la Cámara de Representantes.

“Una vez que el acuerdo llegue a mi escritorio, lo firmaré de inmediato. Abriremos el Gobierno inmediatamente”, manifestó Obama en una breve conferencia de prensa en Casa Blanca a minutos de conocerse del acuerdo alcanzado en el Senado.

El ejecutivo agradeció la labor de los líderes demócratas y republicanos del organismo legislativo para resolver el tranque.

“Quiero agradecer a los líderes del Senado por unirse y sacar esto adelante”, expresó el mandatario. “Ahora tenemos la oportunidad de enfocarnos en un presupuesto que es justo y sensato”, agregó.

El funcionario dijo que el Gobierno tiene que trabajar para recobrar la confianza del pueblo estadounidense, perdida en las últimas semanas.

“Estoy dispuesto a trabajar con quien sea para fortalecer la economía”, aseguró el político, quien además argumentó que el énfasis tan pronto se resuelva la crisis debe ser la creación de empleos.

Obama insistió que tras la reapertura, aún queda mucho por hacer. En ese sentido destacó la importancia de aprobar la reforma migratoria.

Sin embargo, reconoció la gravedad de la situación que aún enfrenta Estados Unidos. En menos de tres horas, la Administración quedaría incapacitada para pagar sus responsabilidades fiscales si la cámara baja no vota a favor del proyecto aprobado por el cuerpo hermano.

En esa dirección indicó que espera que la próxima vez los congresistas puedan resolver sus diferencias y evitar pasar un presupuesto a última hora. “Con suerte, la próxima vez, no se hará en el último minuto”, dijo.

En los pasados días, el presidente intentó lograr consenso con miembros de la Cámara de Representantes sin éxito.