Perpetua para joven por matar a madre adoptiva en Florida

El cadáver de Natalie Belmonte fue hallado en una zona pantanosa en Miami; Gerard Lopes cometió el asesinato en la cama de la mujer al regreso de una fiesta

Miami – Gerard Lopes, de 23 años, fue condenado hoy en un tribunal del condado de Broward, al norte de Miami, a cadena perpetua por el asesinato en 2011 de su madre adoptiva Natalie Belmonte, cuyo cadáver fue hallado en una zona pantanosa, informó una fuente judicial.

Sobre Lopes pesaba el cargo de asesinato en segundo grado por la muerte de Belmonte, una agente inmobiliaria, de 43 años, cuya desaparición había denunciado el propio implicado.

La fiscalía había acusado a Lopes de violar y asesinar a Belmonte en la cama de la mujer al regreso de una fiesta, mientras que la defensa argumentó que su cliente había mantenido relaciones sexuales consentidas con ésta.

Al parecer una cámara de vigilancia grabó el momento en que una persona, que la fiscalía identificó como Lopes, cargaba el cadáver de la mujer en un vehículo para dirigirse a la zona pantanosa donde arrojó el cuerpo sin vida.

La madre fue vista por última vez en la madrugada de un día de julio de 2011 tras regresar a su casa de una fiesta con otros familiares en Hialeah, ciudad colindante con Miami, a la que asistió con el acusado.

El procesado contó a la Policía que cuando despertó tarde al día siguiente ella no estaba en casa, pero al parecer las pruebas que manejan las autoridades (todavía desconocidas) le conectan con la muerte de su madre adoptiva.

Belmonte, nativa de Guayana, adoptó a Lopes, quien era su primo, después de que el padre del muchacho falleciera cuando éste tenía nueve años. La mujer tenía también dos hijos biológicos, de 20 y 17 años.

Dos casos previos

En 2008, Belmonte acusó a Lopes, que entonces tenía 17 años, de robarle joyas por un valor de $20,000 y venderlas, hecho que el muchacho confesó posteriormente a las autoridades.

En junio de 2011, el joven fue detenido por cargos relativos al delito citado, pero su madre adoptiva decidió retirar los cargos y pidió en los tribunales que se le pusiera en libertad.

El cadáver de la mujer fue recogido por la policía en la Reserva Natural Chapel Trial, en una zona pantanosa cerca de un canal situado próximo a la vivienda de su pariente, en Pembroke Pines.

Lopes había sido también acusado de otros delitos de robo en pequeña cuantía.