Miguel Ángel Mendoza crea arte con café y papas

El artista y escultor experimenta con diversos materiales para crear innovadoras pinturas y esculturas.

Guía de Regalos

Miguel Ángel Mendoza crea arte con café y papas
Miguel Ángel emplea pinceles para disolver el café soluble y hacer sus obras.
Foto: Cortesía

Nueva York — El uso tradicional del café puede considerarse para las reuniones sociales, acompañar el postre luego de la cena o un elixir que ayuda a comenzar la jornada laboral con energía, pero Miguel Ángel Mendoza prefirió darle un uso menos común.

En lugar de cucharas, el artista emplea pinceles para disolver el café soluble. Mendoza, un residente de New Haven, Connecticut; usa la bebida, en diferentes grados de concentración, para crear sombras y luces de paisajes y retratos en sepia, una técnica muy similar a la acuarela.

El café no es el único alimento al que Mendoza recurre para hacer arte. Las papas frescas también son materia prima para su ilimitada creatividad, al convertir el tubérculo en un rostro detallado, usando con destreza cuchillos de cocina.

El artista y escultor experimenta con diversos materiales para crear innovadoras -y en ocasiones fugaces- estructuras, como la nieve acumulada o huesos de durazno.

¿Cuál es su historia detrás de sus obras con café?

Aprendí la técnica en el estado mexicano de Oaxaca hace una década. Para entonces sólo dibujaba retratos a lápiz. Yo era profesor de educación básica y el arte no era una disciplina que ocupara todo mi tiempo, hasta que conocí al maestro Luis Valencia, un destacado artista de mi país. Él vio mi obra y creyó en mi talento. Me enseñó diferentes técnicas de escultura y pintura, entre ellas el café. Mi tutor me ayudó a expandir la mente a la hora de hacer arte. La creatividad no se encasilla en pinceles, lienzos y pintura, se puede experimentar con diversos materiales.

Yo empecé a pintar con café de forma dedicada hace un año, creando mi propio estilo y técnica. Es difícil, porque se necesita una diferente concentración de café para lograr diversos tonos. Sin la debida destreza, el café queda demasiado ligero que se escurre, o demasiado espeso que se vuelve pastoso. Con dedicación, no es imposible dominar la técnica.

¿Qué otros materiales o comestibles usa para hacer arte?

Las esculturas con papas frescas es una forma de hacer arte que empecé hace algunos meses. Ocurrió en un rato de descanso en mi trabajo como cocinero en un restaurante. Se me ocurrió dar forma a la papa con los materiales a la mano y resultó en un personaje que gustó a muchos. También he hecho esculturas con nieve, hueso de durazno y masa para pan. Siempre surgen nuevas ideas en momentos inesperados.

¿Quiénes compran su arte?

Las fiestas comunitarias en la ciudad de Nueva York son mi galería. Diversas organizaciones me invitan a exponer en eventos públicos y toda clase de personas compran mi obra, desde ejecutivos hasta trabajadores de restaurante. Un hecho interesante es que los trabajadores aprecian el arte, pero es demasiado costoso. Comprar una pieza significaría invertir el sueldo de la semana. Las personas con pocos ingresos compran replicas por $50 o $60. Estoy convencido de hacer arte para mi comunidad.

¿Cuál es la importancia de transmitir estos conocimientos?

Ofrezco talleres gratuitos para niños porque mi primer encuentro con el arte fue a los nueve años. Pintar ayuda a los pequeños a mantenerse fuera de las calles, del internet y de las tablas táctiles. Los niños por naturaleza poseen una gran imaginación y creatividad, pero la tecnología limita su expresión de ideas. No se crea jugando videojuegos o abusando de las redes sociales. Nuestros niños deben ser rescatados de ese mundo virtual. El arte es una forma de ayudarles a pensar fuera del monitor.