Dreamers piden entrar a Fuerzas Armadas de EE.UU.

Tocan puertas en el Congreso para exigir una reforma migratoria que les permita servir militarmente a la nación
Dreamers piden entrar a Fuerzas Armadas de EE.UU.
Los jóvenes indocumentados pidieron acción al Congreso.
Foto: impreMedia/

Washington, 23 oct.- Un grupo de jóvenes indocumentados de todo EE.UU. presionó hoy al Congreso a que apruebe una reforma migratoria integral que les permita legalizar su estatus e inscribirse en las Fuerzas Armadas, al advertir de que el maltrecho sistema de inmigración mina las capacidades militares del país.

Durante una rueda de prensa en el Capitolio, tanto los jóvenes indocumentados como líderes demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes destacaron la urgencia de que el Congreso apruebe la reforma migratoria integral este año.

“No podemos permitir que los partidos políticos y sus constantes peleas permitan que no seamos exitosos… no es una solución del Tea Party, no es una solución del Partido Demócrata, sino una solución estadounidense”, dijo el legislador demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, quien reiteró su llamado al bipartidismo.

Los 201 demócratas en la Cámara de Representantes no pueden actuar por sí solos y “se necesitan 218 votos para la aprobación de leyes” en ese órgano legislativo, observó Gutiérrez, al reiterar que cada día se deporta a poco más de mil inmigrantes indocumentados.

“Estos jóvenes no tienen tiempo para estar esperando a que termine la pugna” entre los políticos, enfatizó Gutiérrez, al elogiar el activismo de los que lograron la puesta en marcha de la “acción diferida” para suspender por dos años su deportación.

César Vargas, director ejecutivo del grupo DRM Capitol Group, que organizó el acto con los jóvenes, dijo que la prioridad es lograr la reforma migratoria y que los jóvenes puedan tener la oportunidad de prestar servicio militar si así lo desean.

Los jóvenes, que lucían camisetas blancas con la bandera estadounidense y el mensaje en inglés “DreamArmy”, subrayaron que el sistema de inmigración de EEUU ni refleja ni responde a las necesidades del país y que “es hora” de que el Congreso apruebe la reforma migratoria.

Por su parte, el legislador republicano por California, David Valadao, afirmó que los republicanos llevan “varios meses” en reuniones privadas para tratar el tema de la inmigración, pero no precisó cuántos de su bancada están dispuestos a apoyar la versión de la reforma migratoria que presentaron recientemente los demócratas.

En declaraciones a impreMedia, la congresista demócrata por Arizona, Kyrsten Sinema, procedente de una familia militar, explicó que la reforma migratoria no solo es un “imperativo económico” sino que “fortalecerá” la capacidad militar del país, pero la “acción diferida” no permite que los estudiantes indocumentados puedan inscribirse en las Fuerzas Armadas.

“Creo que si un joven quiere dar servicio militar, debería permitírsele. El Ejército es el siguiente paso lógico para que los Soñadores (Dreamers) puedan contribuir a su país”, afirmó Senema.

En ese sentido también se manifestó el legislador republicano por Colorado, Mike Coffman, autor del proyecto de ley HR435 que, de aprobarse, permitiría la legalización de ciertos indocumentados por la vía militar.

La reforma migratoria quedó rezagada en los corredores del Congreso durante el cierre parcial del Gobierno, pero resuelta esa crisis, los grupos a favor buscan intensificar sus actos de presión, tomando en cuenta la breve sesión legislativa en lo que resta de este año.