Golpe a los narcos en Puerto Rico

San Juan/EFE — Las autoridades estadounidenses anunciaron ayer la detención de tres personas después de incautarles 1,155 kilogramos de cocaína, valorados en 34 millones de dólares, cuando viajaban a Puerto Rico por mar desde la isla caribeña de Santa Cruz.

La jefa de la Fiscalía Federal en San Juan, Rosa Emilia Rodríguez, aseguró a Efe que esta operación es “un duro golpe” para los narcotraficantes que tratan de introducir cocaína en Puerto Rico, donde se calcula que se consume el 20% de la que llega, mientras que el resto en su mayoría se lleva a EEUU.

“El 20% llega aquí y crea asesinatos u otros delitos, por lo que es bien importante detener esa droga que viene de camino. Nos llena de satisfacción que no llegue esa droga”, resaltó Rodríguez. “Volvimos a darle un duro golpe al narcotráfico”, celebró.

Según explicó, el hecho de que Puerto Rico sea territorio estadounidense supone para los narcotraficantes “un boleto gratis” para traer sus cargamentos a la isla como paso intermedio desde sus países de origen, que pueden ser “Bolivia, Colombia, Perú o Venezuela”.

La fiscal anunció esta incautación junto a responsables de la Guardia Costera estadounidense y otras agencias federales en las instalaciones de este cuerpo en el Viejo San Juan durante una conferencia de prensa.

Los detenidos, todos ellos con ciudadanía estadounidense, aunque no se ofrecieron más detalles de su procedencia, fueron identificados como Allan Hasani Greenidge, Ángel Luis Rivera Montañez y Ángel Ribot-Aguiar.