Latinos acusan a McDonald’s

Chicago/EFE — Activistas denunciaron que restaurantes McDonald’s en Chicago están despidiendo a empleados latinos tras utilizar el programa de revisión de documentos “E-Verify” y alegan que se produce como represalia tras las huelgas en demanda de un salario mínimo de 15 dólares la hora.

“El problema es que la revisión de documentos que forma parte de esta revancha es ilegal”, dijo Jorge Mújica, activista del grupo Arise Chicago, uno de los promotores del paro en la ciudad.

En el caso de una empleada despedida de uno de estos restaurantes de comida rápida, la organización Arise Chicago pudo lograr que la empleada fuera readmitida al día siguiente, pero no en los otros cuatro casos, señaló Mújica.

La revisión de los documentos se produjo después de que decenas de empleados de la cadena McDonald’s participasen en los últimos meses en varias huelgas a nivel nacional en demanda de un aumento del salario mínimo.

Una trabajadora hispana que pidió no ser identificada lamentó en declaraciones esta medida por parte de la compañía.

“No creo que esté bien que McDonald’s tome represalias contra los trabajadores que hacen miles de millones para ellos. McDonald’s tiene que respetar mis derechos como trabajadora e inmigrante”, dijo la empleada, con diez años de experiencia en la empresa.

Por su parte, portavoces de la oficina nacional de McDonald’s en Oak Brook (Illinois) contactados rehusaron hacer algún comentario sobre esta denuncia.

Mújica apuntó que los negocios tienen 72 horas para hacer la revisión de documentos de sus nuevos empleados.